Seis detenciones en Hong Kong bajo su nueva ley de seguridad nacional

Chris Tang, secretario de Seguridad de Hong Kong, comparece ante la prensa en la sede del gobierno de la ciudad china el 28 de mayo de 2024, tras el arresto de seis personas por "publicar mensajes con intención sediciosa" (Peter Parks)
Chris Tang, secretario de Seguridad de Hong Kong, comparece ante la prensa en la sede del gobierno de la ciudad china el 28 de mayo de 2024, tras el arresto de seis personas por "publicar mensajes con intención sediciosa" (Peter Parks)

La policía de Hong Kong arrestó a seis personas el martes por "publicar mensajes con intención sediciosa" en lo que serían las primeras detenciones bajo la nueva ley de seguridad de este territorio semiautónomo chino.

Según el departamento de seguridad nacional de la policía de Hong Kong, los arrestados son cinco mujeres y un hombre de entre 37 y 65 años.

Una de las mujeres ya estaba en prisión, desde donde había seguido publicando "mensajes con intención sediciosa en una página anónima de una red social desde abril de 2024, aprovechando la llegada de una fecha sensible", dijo el cuerpo policial.

Los arrestos se produjeron a una semana del 35º aniversario de la masacre de Tiananmen del 4 de junio en Pekín, cuando el poder comunista envió a sus tropas a reprimir protestas prodemocracia.

La policía señaló que el objetivo de los seis detenidos era "incitar al odio hacia el gobierno central (chino), el gobierno de Hong Kong y la judicatura".

Son los primeros arrestos conocidos en virtud de la nueva ley de seguridad nacional aprobada en marzo por el gobierno de Hong Kong para complementar otra impuesta en 2020 por Pekín, a raíz de las masivas, y a menudo violentas, protestas prodemocracia en esta ciudad semiautónoma de China.

El texto incluye penas de hasta cadena perpetua para los delitos de traición, insurrección, espionaje, sabotaje e interferencia externa y amplía la definición del delito de "sedición" para incluir el odio hacia las autoridades comunistas.

La ley de seguridad nacional impuesta por Pekín sirvió para aplastar la disidencia en esta antigua colonia británica, retrocedida en 1997 a China bajo condición de que mantuviera durante al menos 50 años ciertas libertades civiles y políticas vetadas en el resto del país.

su-dhc/dhw/dbh/jvb