Ya hay seis denuncias formales en contra de Andrés Roemer

·7  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 17 (EL UNIVERSAL).- Laura Borbolla, coordinadora general de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas de la Fiscalía de la CDMX, reveló que hasta ayer martes ya hay seis denuncias formales en contra del escritor Andrés Roemer y dijo que están a la espera de que se sumen otras tres.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, Borbolla explicó que debido a la pandemia se "tiene que estar haciendo agenda de las veces que van a venir. Hay incluso personas que viven fuera de la Ciudad de México con las que tenemos que agendar todas las diligencias".

"Algunas de ellas han referido no tener el interés de hacer la imputación, sino de tener el interés de ser testigos", dijo Borbolla. Esta decisión es porque los hechos que de estas denunciantes ya prescribieron, detalló.

En cuanto a la vigencia de los delitos que comprenden las denuncias formales, la funcionaria aseguró que siguen vigentes. Entre las acusaciones hay delitos de querella -de abuso y acoso-, lo que significa que son investigados a petición de la parte acusada.

La Fiscalía investiga dos de esos casos para verificar si se trata de delitos de violación, violación equiparada o abuso sexual agravado. Para esto se analizan la narración de las víctimas y las circunstancias en las que se dieron los hechos.

Borbolla reveló que a través de la Fiscalía de la CDMX se han contactado a 15 personas en total.

Respecto a que si Andrés Roemer será llamado a declarar, Borbolla insistió en que ese ya es uno de los últimos pasos de la investigación. "No se le ha solicitado que acuda ante la Fiscalía de delitos sexuales porque justamente estamos apenas haciendo todas las rondas de pruebas y entrevistas de las mujeres que han generado la denuncia correspondiente".

La funcionaria estima que en aproximadamente un mes o mes y medio habrá más avances en la investigación porque depende mucho "de las agendas de los peritos".

"Necesitamos varios peritajes que nos permitan robustecer el dicho y la entrevista de todas las víctimas", aseguró Borbolla.

¿Cómo inició la polémica de Andrés Roemer?

La bailarina Itzel Schnaas denunció, a través de un video que publicó en su canal de YouTube, que el escritor y embajador de la Buena Voluntad para el Libre Flujo del Conocimiento de la UNESCO, Andrés Roemer, abusó sexualmente de ella. Su caso, aseguró, lo llevó a la Unidad de Género de Grupo Salinas, el cual resolvió que el conductor en ADN40 es "violentador sexual".

En el video, publicado el 15 de febrero pasado y que a la fecha cuenta con más de 12 mil reproducciones, la bailarina detalla cómo conoció a Roemer en el Festival de Ciudad de las Ideas en noviembre 2019, en donde le explicó que deseaba compartirle sus proyectos escénicos para que fueran considerados para la siguiente edición.

De acuerdo con el relato de Itzel, Roemer, quien también se desempeña como investigador senior en la Universidad de Columbia, la citó en un restaurante en la colonia Roma para hablar de esos proyectos escénicos, pero cambió el encuentro a su domicilio particular.

La bailarina afirmó que allí "esquivó" piropos, bromas y cumplidos, y se negó a los "tragos de cortesía". Además, Roemer interrumpía con insistencia su exposición para hablarle de su gusto por las bailarinas y para expresarle más piropos.

"Empezó a acariciar mis piernas, a masajear mis piernas cerca de la ingle y a tocar su pene. Tocar y/o excitar y/o masturbar, a veces hacen falta precisiones y no las tengo, para mí fue un poco de todo. No supe qué hacer", comentó.

Cuando intentó terminar la conversación, Roemer le prometió que sería programada en el festival. "Ya casi lograba despedirme. Colocó algunos miles de pesos frente a mí y me dijo: 'a nuestra próxima reunión llegas con una falda que yo te haya comprado'. Así se despide el doctor, no sin antes sumar besos y caricias atrevidas, o faltas del más mínimo respeto".

Ante las acusaciones, el escritor aseguró que era una campaña de desprestigio, que incluso la propia Schanaas le había advertido.

La postura de Pamela Cortés-Roemer

La modelo y actriz Pamela Cortés-Roemer, esposa de Andrés Roemer, presunto agresor y acosador sexual de al menos 61 mujeres, dijo que espera que las denuncias presentadas en contra de su pareja sean analizadas "cuidadosamente" y que se resuelvan "en estricto apego a derecho".

Cortés-Roemer compartió hace unos días en su cuenta de Instragram que debuta como actriz de cine en la película "Guerra de likes", María Ripoll, estrenada el pasado 12 de marzo en Amazon Prime, en el papel de Mirna.

"Una de las oportunidades más bonitas de mi vida se da en el contexto más difícil de la misma. Deseo poder seguir haciendo mi trabajo y lo que amo, esperando —de igual forma, como ya lo he mencionado— que cada una de las denuncias presentadas sea analizada cuidadosamente por las autoridades y que con justicia se resuelvan en estricto apego a derecho".

El pasado 9 de marzo publicó en Twitter que se sentía "amenazada por el rumbo que han tomado los acontecimientos", debido a que en el marco del Día Internacional de la Mujer, manifestantes derrumbaran los bloqueos que se habían colocado en un inmueble de la colonia Roma, propiedad de la familia Roemer.

"El día de ayer (8 de marzo), grupos de mujeres agredieron la casa de mi esposo, intentaron allanarla por la fuerza y lanzaron gas para intentar prenderle fuego con habitantes en el interior. También soy mujer y me siento amenazada por el rumbo que toman los acontecimientos", escribió en su cuenta de Twitter, en el que también etiquetó a la cuenta oficial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México.

Cortés-Roemer, añadió: "Las denuncias presentadas en contra de mi esposo han resultado sumamente dolorosas para mí. Deseo que cada una de estas sea analizada cuidadosamente por las autoridades y que con justicia se resuelvan en estricto apego a derecho. Sin embargo, pido con mucho respeto a quienes intentaron cometer este crimen desproporcionado que no transfieran su enojo a los seres humanos que habitan un hogar. No existe justificación para un ataque de tal magnitud, el cual pudo haber tenido consecuencias fatales".

El costo de la polémica de Roemer

Entre las consecuencias por este caso, está la renuncia de miembros del Consejo de Asesores de la Ciudad de las Ideas, proyecto encabezado por Andrés Roemer. Miembros del Consejo pidieron que sus nombres y fotografías sean removidos "de forma inmediata" de la lista de consejeros, porque, dijeron, no desean seguir siendo asociados con quien ha sido denunciado por acoso y abuso sexual, en las últimas semanas.

"Le escribimos para renunciar como miembros del Consejo de Asesores de la Ciudad de las Ideas (CDI). Le pedimos que nuestros nombres y fotografías sean removidos de forma inmediata de la lista de miembros del Consejo. A luz de las recientes y múltiples acusaciones y denuncias criminales formales sobre abuso y acoso sexual en contra del fundador del CDI, Andrés Roemer, ya no queremos seguir siendo asociados con el CDI", se lee en el documento.

La conductora de televisión Pati Chapoy escribió en sus redes sociales que Andrés Roemer está "de patitas en la calle", lo que significa que podría haber sido despedido.

La Unesco dio a conocer que Roemer se retiró de todas sus actividades como embajador de buena voluntad de la Unesco.

De acuerdo a The Times of Israel, que Avihu Ben-Moshe, miembro del ayuntamiento de la ciudad Ramat Gan, en donde hay una calle bautizada en honor a Roemer, envió una carta al alcalde Carmel Shama-Hacohen para solicitar que se renombre la calle y permanezca el original: El Al Street.

"Ramat Gan no debe dar lugar, y mucho menos el nombre de una calle, a un hombre sospechoso de crímenes serios como acoso sexual", se lee en la carta, según reporta el medio israelí.

La Universidad de Columbia no ha emitido un comunicado sobre las acusaciones contra Roemer, pero lo borró de su lista de académicos visitantes de Estudios Latinoamericanos, donde aparecía hasta hace unos días.

Hasta la fecha, Roemer sólo se ha pronunciado por la denuncia de Itzel Schnaas. Cerró su cuenta de Twitter.