Tras seis días desde que se desbordó el Río Chamacuero siguen entre aguas negras y olores fétidos

CIUDAD DE MÉXICO, junio 29 (EL UNIVERSAL).- Desde hace 6 días el señor Adrián Ulises de la comunidad San José del Jaral ha tenido que lidiar con el fétido aroma que desprende el lodo y las aguas negras que dejó el desbordamiento del río Chamacuero en Atizapán, que no sólo dejó a más de 300 familias con pérdidas totales, mascotas muertas y casas inhabitables, sino que hasta la fecha no han recibido ayuda. Video: Agencia EL UNIVERSAL.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.