"¿Es seguro mi apartamento?", la pregunta en medio del dolor por el derrumbe

·4  min de lectura

Miami, 26 jun (EFE).- En medio del dolor y la solidaridad con los familiares de los 4 fallecidos, los 159 desaparecidos y los que perdieron su hogar en el derrumbe parcial de un edificio de 1981 en Miami-Dade (Florida, EE.UU.), empezó a surgir la preocupación por la seguridad de otros edificios similares.

"Necesitamos una explicación definitiva sobre cómo pudo pasar esto. Creo que todo el que se ha visto afectado directamente quiere esa respuesta, pero también necesitamos saber si es algo mayor o es solo algo único de ese edificio", dijo este sábado el gobernador de Florida, Ron DeSantis, en una rueda de prensa.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, anunció en la misma comparecencia que va a ordenar que en los próximos 30 días se inspeccionen todos los edificios de 40 años de antigüedad o más situados al borde del mar en el condado para determinar si son seguros.

El ala noreste del edificio Champlain Towers, de 12 plantas y 136 apartamentos, se derrumbó de arriba a abajo en cuestión de segundos el jueves 24 de junio de madrugada cuando sus habitantes dormían.

UN INFORME AVISÓ DE UN DAÑO ESTRUCTURAL HACE TRES AÑOS

Mientras los equipos de rescate trabajaban sin descanso en la montaña de escombros en que quedaron convertidos los 55 apartamentos derrumbados, se conoció este sábado que, según un informe realizado por la firma de ingeniería Morabito Consultants en 2018, el edificio mostraba un daño estructural "importante".

Según el informe, citado por medios como el canal Local 10 y el diario Miami Herald, la impermeabilización debajo de la plataforma de la piscina se colocó de manera plana en lugar de inclinada, lo que impedía que el agua escurriera.

"La impermeabilización fallida está causando un daño estructural importante a la losa de concreto debajo de estas áreas. Si no se reemplaza la impermeabilización en un futuro cercano, el deterioro del concreto se expandirá exponencialmente", dice el informe publicado por la alcaldía de Surfside.

El informe también descubrió "abundantes grietas y desconchados" de columnas, vigas y paredes de concreto del estacionamiento.

Según los medios que accedieron al informe, la firma Morabito Consultants no advirtió de que existiera un peligro inminente por ese daño estructural, pero sí señaló la necesidad de reparaciones para solucionar el problema.

El diario Miami Herald dijo que no hay indicios claros en los registros públicos acerca de si la asociación del condominio concretó algunas de las recomendaciones del informe.

PRIMERA DEMANDA

La asociación fue demandada el mismo jueves por una firma de abogados por "no haber sido capaz de asegurar y salvaguardar las vidas y la propiedad" en nombre de un propietario de un apartamento en Champlain Towers, Manuel Drezner, y "otros en la misma situación".

El demandante y otras personas del edificio que se sumen a la demanda reclaman 5 millones de dólares por daños.

Champlain Towers tiene un edificio gemelo en la misma zona de la ciudad de Surfside y la preocupación se ha extendido a sus habitantes que, según el alcalde Charles Burkett, se preguntan: "¿Es seguro mi apartamento?".

El alcalde habló este sábado en la "zona cero", como la han denominado los medios, de la necesidad de responder a esa pregunta y se mostró partidario de una evacuación preventiva del edificio gemelo para que los ingenieros puedan hacer una revisión exhaustiva.

"Ese edificio (Champlain Towers North) tiene el mismo diseño y el mismo constructor, y probablemente también los mismos materiales", dijo Burkett.

LA ASOCIACIÓN SE DEFIENDE

En el edificio derrumbado parcialmente se estaban realizando unas obras en la cubierta para cumplir con el proceso de renovación de la certificación de seguridad que se exige en Miami-Dade a construcciones que superan los 40 años.

El proceso tiene como objetivo certificar que "cada edificación es segura desde el punto de vista estructural y eléctrico para su uso específico para que pueda seguir estando ocupado".

La abogada de la asociación de Champlain Towers South, Donna Berger, dijo al portal especializado en bienes raíces The Real Deal que como parte del proceso de certificación habían encargado obras de restauración en el concreto del edificio.

Esas obras se iban a financiar con una línea de crédito de 12 millones de dólares y los propietarios iban a pagar una cantidad extraordinaria de unos 8.000 dólares por apartamento.

Berger descartó que las obras que se estaban realizando en el techo del edificio puedan haber causado el desplome, ni tampoco "16 grietas en el estuco", y señaló que los ingenieros deben determinar si la construcción de un nuevo edificio junto a Champlain Towers pudo desestabilizar la estructura.

"Todos estos edificios en la costa se ven afectados por el clima. Es como es", subrayó.

La investigación sobre las causas del derrumbe, que se prevé que sea larga y compleja, comenzó ya con la recogida de muestras de los materiales del edificio Champlain Towers.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.