Segob llama a crear leyes que protejan a menores de edad

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 20 (EL UNIVERSAL).- Actualmente existen aproximadamente 350 mil personas entre 0 y 17 años con madres o padres privados de la libertad en todo el país, de los que 321 son niñas y niños que viven dentro de los centros de readaptación social, informó Constanza Tort San Román, encargada de despacho de la Secretaría Ejecutiva (SE) del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), adscrita a la Secretaría de Gobernación.

Durante el "Primer Encuentro Gobierno y Sociedad para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes", la funcionaria destacó que estos datos reflejan la necesidad de considerar políticas y leyes para garantizar la protección de este grupo etario, pues "la privación de la libertad de sus referentes de crianza les pone en especial vulnerabilidad y compromete su bienestar presente y su adecuado desarrollo".

Mencionó que para enfrentar ese problema, y todos los que atañen a la niñez, se crearon los Sipinna a nivel nacional, estatal y municipal, que son órganos colegiados integrados por funcionariado de primer nivel y representantes de la sociedad civil, quienes generan políticas públicas en favor de este sector de la población, lo que precisa de una actividad interinstitucional articulada, en tanto que la problemática es añeja, compleja y multifactorial.

Agregó que el apoyo de la sociedad civil organizada en la atención a la niñez y la adolescencia ha sido fundamental, por lo que la suma de las universidades sería un aporte importante para la causa.

Tort San Román recalcó que niñas, niños y adolescentes tienen una voz y es obligación de los adultos escuchar y atender; por lo anterior, hizo un llamado a quienes asistieron al evento para que -al tomar cualquier decisión- consideren siempre el impacto que va a tener en la niñez. Recalcó el imperativo de actuar y trabajar con perspectiva de niñez, "porque de eso depende el futuro de nuestro país".