Secuestro en una colonia: declara el niño que fue víctima del rapto y separan de su cargo al profesor

Gabriel Di Nicola
·3  min de lectura
Una mujer fue detenida después de llevarse a un niño de una colonia
Fuente: LA NACION

Para poder reconstruir las circunstancias del rapto de un niño seis años de la colonia de vacaciones del Club Oeste, en Caballito, la jueza Alejandra Provítola, a cargo de la investigación, dispuso que la víctima declare bajo la modalidad de cámara Gesell.

Así lo informaron a LA NACION fuentes judiciales. Por el hecho, que ocurrió ayer al mediodía, está detenida la mujer de 35 años que se hizo pasar por una familiar de la víctima y se llevó al niño. En su perfil de Facebook, la imputa se presenta como poeta .

La víctima fue hallada, 40 minutos después, por la Policía de la Ciudad en el Parque Rivadavia.

Con la declaración del niño, la jueza intenta reconstruir los 40 minutos que el niño estuvo con la mujer que se lo llevó de la colonia y determinar si fue víctima de un abuso sexual. El sistema de cámara Gesell, previsto para declaración de menores, implica una entrevista previa de la menor con una psicóloga.

"El testimonio de la víctima es fundamental para poder reconstruir todo lo que pasó y determinar si hubo abuso", explicaron a LA NACION fuentes judiciales.

Según fuentes de la investigación, la mujer que raptó al niño será sometida a una serie de peritajes psicológicos y psiquiátricos para determinar su estado de salud mental. Mañana será indagada.

Para reconstruir la salud mental de la imputada, la jueza Provítola ordenó el allanamiento en la casa y en el consultorio del psiquiatra que la atendía.

La mujer que se llevó al niño está imputada del delito de sustracción un menor. El artículo 146 del Código Penal prevé una pena de entre cinco y 15 años de cárcel para "la persona que sustrajere a un menor de diez años del poder de sus padres, tutor o persona encargada de él, y el que lo retuviere u ocultare".

La herencia de Maradona: el reclamo de Diego Junior en la agonía de su padre

Por decisión de la jueza Provítola, personal de la Policía de la Ciudad allanó la casa de la imputada. El procedimiento fue hecho en una casa de Sanabria 3100, en Villa Devoto. La magistrada también ordenó el allanamiento en la sede del Club Oeste, en José María Moreno 446, en Caballito.

"Se buscaron elementos de prueba para avanzar en la investigación realizada por el personal policial. Se investiga si la imputada y detenida tenía algún tipo de conocimiento con los docentes y empleados del club. También se intenta reconstruir el entorno de la imputada, cómo fue su accionar, el pensamiento psicológico, todo es materia de investigación", sostuvo e el comisario inspector Carlos Bobillo, jefe de la Comisaría Comunal 6 de la Policía de la Ciudad.

En un comunicado publicado en redes sociales, las autoridades del Club Oeste se manifestaron sobre lo sucedido en la colonia de vacaciones e informaron que fue separado de su cargo el profesor que no pidió el documento a la mujer que retiró al niño.

"En muchos año de trabajo cotidiano, con grandes cantidades de chicos que entran y salen todos los días, la seguridad del Club Oeste y sus chicos siempre fue prioridad. Este episodio tiene que ver con un error humano que nos preocupa y que NO puede ocurrir. La inmediata reacción de todos y, en especial, de la Policía de la Ciudad, permitió la rápida aparición del nene y la responsable del delito. El club permanecerá cerrado para facilitar la labor de la Justicia y la policía en la investigación", se sostuvo en el comunicado.

Y se agregó: "Cuando los padres vienen a inscribir a los chicos se les pide toda la documentación reglamentaria, incluidos los DNI de las personas que pueden retirar a los niños. El profesor no pidió ese documento cuando la mujer se acercó al club. Cometió un error que como parte del Club no puede cometer, es por eso que fue corrido de su cargo".