Secuestran a candidata de una alcaldía en México

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Una candidata a una alcaldía del occidente de México fue secuestrada junto a su familia por un grupo armado a pocas horas del cierre de la campaña de las elecciones generales del domingo, que se han visto sacudidas por la violencia que ha dejado 35 políticos asesinados.

La política opositora Marilú Martínez Núñez, candidata a la alcaldía de la localidad occidental de Cutzamala de Pinzón, estado de Guerrero, por el pequeño partido Movimiento Ciudadano (MC), fue secuestrada el martes junto a su familia por un grupo armado, anunció el dirigente de esa organización política, Clemente Castañeda, sin ofrecer más detalles.

El rapto de Martínez Núñez fue confirmado por el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, quien indicó el miércoles en su cuenta de Twitter que elementos de las fuerzas de seguridad iniciaron acciones para localizar y rescatar a la candidata y sus familiares.

Por otra parte, en una operación en la que participaron miembros del Ejército, la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad del estado, fue capturado un hombre señalado de estar vinculado al asesinato de Alma Rosa Barragán, candidata a la alcaldía del municipio central de Moroleón, estado de Guanajuato, indicó el martes en un comunicado la Fiscalía General de esa entidad.

Barragán, integrante de MC, murió el 25 de mayo a consecuencia de varios disparos de arma de fuego que recibió durante un acto de campaña.

Hasta finales de mayo se habían reportado más de 700 ataques y 35 asesinatos de candidatos y aspirantes para estas elecciones, de acuerdo a las cifras que maneja la consultora local de comunicaciones y riesgo Etellekt Consultores, que consideró la votación del 6 de junio como una de las más violentas de los últimos años superada por las elecciones de 2018, cuando se registraron 152 políticos asesinados.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México lamentó el miércoles los ataques violentos que han enfrentado los candidatos durante el proceso electoral, y exhortó a las autoridades a investigar los hechos y a garantizar el acceso a la justicia y la reparación integral a las víctimas.

“El clima de violencia en el que se desarrolla el actual proceso electoral en algunas partes del país, la inseguridad que azuela regiones y la amenaza del crimen organizado, representan un reto para el ejercicio pleno de los derechos político electorales de la ciudadanía”, dijo la CNDH en un comunicado, y agregó que la plena vigencia de los derechos de la población es tarea del gobierno.

Las principales fuerzas opositoras, organizaciones civiles y analistas han criticado la actuación del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para enfrentar a los grupos delictivos que son señalados de utilizar la violencia para atemorizar a los electores e influir en las decisiones y acciones de los candidatos. Las autoridades mexicanas iniciaron en marzo un plan para dar protección a todos los candidatos.

En las elecciones intermedias del domingo participarán 150.000 candidatos para más de 20.000 cargos que incluyen 500 asientos de la Cámara de Diputados, 15 de las 32 gobernaciones, 1.063 diputaciones estatales, y otras miles de posiciones regionales.

Al ser consultado de sobre los casos de violencia política y los riesgos de que se realicen las votaciones en algunos estados y localidades azotadas por carteles del narcotráfico y bandas delictivas, López Obrador afirmó el miércoles que “se puede hablar de paz y de tranquilidad en el país”. “Hay gobernabilidad, no hay riesgos de inestabilidad, estamos enfrentando el flagelo de la violencia todos los días”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.