Secuestran y asesinan a obreros en zona conurbada de Cancún

·3  min de lectura

CANCÚN, QR., abril 21 (EL UNIVERSAL).- Un par de obreros de la construcción fue privado de la libertad en las obras del hotel RIU que se desarrollan en Isla Blanca, zona conurbada con Cancún, y luego fueron asesinados en un área verde del hotel Palladium.

Los cuerpos de las dos víctimas quedaron tendidos frente al hotel, sobre la carretera Punta Sam, que comunica a la zona continental de Isla Mujeres con Cancún.

Los hechos fueron reportados al mediodía, a través del número de emergencia 911. De acuerdo con el parte oficial, se denunció la privación ilegal de la libertad de dos personas, en las obras de construcción del hotel RIU, a las siete horas de hoy.

Ambos fueron llevados al área verde del hotel Palladium, ubicado al sur de las obras del RIU y, posteriormente, sus cuerpos fueron abandonados sobre la vía pública, con lesiones por arma de fuego.

Al sitio se presentaron elementos de Seguridad Pública de Isla Mujeres y se dio parte a la Fiscalía General de Quintana Roo (FGE), que envió a policías de investigación y de la Fiscalía Especializada en Homicidios.

Una hora después, al llegar al lugar, se confirmó la presencia de ambos cadáveres y de casquillos percutidos de arma corta. Sobre este doble homicidio, la Fiscalía del Estado ya abrió una carpeta de investigación.

Este doble asesinato forma parte de una nueva modalidad de violencia ejercida en agravio de obreros de la construcción, que laboran en la edificación de hoteles en la zona norte de Quintana Roo.

Este esquema delictivo que conjuga la extorsión, tortura, desaparición forzada a manos de particulares, reclutamiento forzado con fines de narcomenudeo, 'halconeo' y 'sicariato', que puede culminar en homicidio, fue documentado a través de la investigación "Obras negras, blanco del crimen organizado en Cancún", publicada el 28 de marzo pasado.

En dicho trabajo colaborativo se da cuenta de la desaparición de Ángel de la Cruz, de Macuspana, Tabasco; Jesús Moisés Gómez, de Valladolid, Yucatán; William Ariel Llanes, de Cancún; Rubiel Robles, de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; y de Carlos Alfredo de la Cruz, de Villahermosa, Tabasco, quienes laboraban en las obras de construcción de hoteles en Costa Mujeres, Isla Blanca.

De acuerdo con los testimonios de familiares de empleados probablemente víctimas de desaparición forzada a manos de particulares y de ex trabajadores, este esquema delictivo se ha registrado en al menos ocho obras de construcción de hoteles como Planet Hollywood, Catalonia, Atelier, Excellence, Majestic, Palladium, RIU Dunamar y RIU Beach Palace.

Con excepción del Grupo RIU, que reconoció la existencia de la problemática, el resto de centros de hospedaje optó por no emitir ninguna postura oficial, mientras que el Planet Hollywood -previo a la publicación de la investigación periodística- señaló que el asunto está en manos de la FGE.

A casi un mes de difundidos los resultados del reportaje, ninguna autoridad local ha salido a dar una explicación sobre la situación delincuencial y violatoria de derechos humanos que mantiene el riesgo en que viven los trabajadores de la construcción en el Caribe Mexicano, toda vez que este esquema se ha extendido más allá de Isla Blanca y Cancún, de acuerdo con James Tobin, integrante del Consejo Nacional de Seguridad (CNS).

La Fiscalía ha omitido rendir un informe sobre el avance de las investigaciones iniciadas a partir de las denuncias de los familiares. Tampoco se han anunciado acciones para garantizar la seguridad de las obras y de sus empleados.