Secuestran al segundo mando de inteligencia en Libia: fuentes

TRÍPOLI (Reuters) - El segundo responsable a cargo de la inteligencia en Libia fue secuestrado fuera del aeropuerto de Trípoli el domingo, dijeron dos fuentes de seguridad, días después de que enfrentamientos entre milicias rivales y manifestantes en la capital libia dejaran al menos 45 muertos.

Mustafa Noah, jefe de la unidad de espionaje de la agencia, fue empujado hacia un automóvil en el aparcamiento y no iba con guardaespaldas en el momento, dijo una de las fuentes de seguridad, sin dar más detalles sobre los atacantes o sus motivos.

El Gobierno de Libia lucha por mantener el orden mientras milicias rivales, combatientes e islamistas radicales se niegan a desarmarse dos años después de que ayudaron a derrocar a Muammar Gaddafi en un levantamiento apoyado por la OTAN.

Ningún grupo se ha adjudicado la responsabilidad del secuestro, pero algunas milicias han raptado a altos cargos en el pasado para obtener poder político. El primer ministro Ali Zeidan fue secuestrado el mes pasado por una milicia pagada por el Gobierno, pero fue liberado un par de horas después sin un rasguño.

Líderes de Trípoli convocaron el domingo manifestaciones callejeras y huelgas en las tiendas, escuelas y universidades para presionar al Gobierno libio a sacar a los milicianos que habrían iniciado los enfrentamientos.

La violencia estalló el viernes, cuando milicianos de la ciudad costera de Misrata abrieron fuego contra los manifestantes que marchaban hacia sus cuarteles de brigada en Trípoli para exigir que abandonen la capital.

Decenas de personas murieron en la batalla posterior - el hecho de violencia callejera más mortal desde la caída de Gadafi. Los hombres de Misrata y milicias rivales volvieron a enfrentarse el sábado en el este de la capital, causando una muerte más.

Saadat al-Badry, jefe del consejo local de Trípoli, dijo a Reuters que los líderes de la ciudad querían que todos los grupos armados externos a Trípoli abandonen la capital y exigían una investigación respecto a la violencia.

"Hemos declarado una huelga de tres días a partir de hoy, pero si nuestras demandas no son cumplidas continuaremos", anunció. "No negociaremos con ellos. Las cosas son claras como el sol, queremos una decisión", sostuvo.

(Información de Ghaith Shennib; Texto de Patrick Markey; raducido por Nadia López en la Redacción de Santiago de Chile. Editado por Emma Pinedo en Madrid)

Cargando...