El sector de servicios de EEUU se acelera en julio; disminuyen presiones sobre oferta y precios

·3  min de lectura
FILE PHOTO: A barista makes coffee for a customer in Houston

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 3 ago (Reuters) - El sector de servicios de Estados Unidos repuntó inesperadamente en julio, ya que los nuevos pedidos crecieron de forma sólida, apoyando la opinión de que la economía no estaba en recesión a pesar de la caída de la producción en el primer semestre.

El sondeo del Instituto de Gerencia de Abastecimiento (ISM) del miércoles también mostró que los cuellos de botella de la oferta se estaban aliviando, con una medida de los precios pagados por las empresas anotando su mayor descenso desde 2017. Pero la escasez de mano de obra, especialmente de conductores de camiones, persistió.

"Los problemas de disponibilidad con el transporte terrestre, una reserva de mano de obra restringida, la escasez de diversos materiales y la inflación siguen siendo impedimentos para el sector de los servicios", dijo Anthony Nieves, presidente del Comité de la Encuesta Empresarial de Servicios del ISM.

El PMI no manufacturero del ISM repuntó hasta una lectura de 56,7 el mes pasado, frente a los 55,3 de junio, poniendo fin a tres descensos mensuales consecutivos. Trece sectores, entre ellos la minería, la administración pública y el comercio al por mayor, registraron un crecimiento. Pero la agricultura, la silvicultura, la pesca y la caza, así como el comercio minorista y las finanzas y los seguros se contrajeron.

Los economistas encuestados por Reuters habían previsto que el PMI no manufacturero bajara a 53,5. Una lectura superior a 50 indica una expansión en la actividad del sector de servicios, que representa más de dos tercios de la actividad económica estadounidense.

El sorprendente repunte se produjo después de que la encuesta manufacturera del ISM mostró el lunes una moderada desaceleración de la actividad fabril el mes pasado. Ello contrasta con la encuesta de S&P Global, que muestra que el sector de los servicios se contrajo en julio.

El gobierno informó la semana pasada de que la economía se contrajo un 1,3% en el periodo enero-junio.

Las bruscas variaciones de las existencias y el déficit comercial ligadas a la paralización de las cadenas de suministro mundiales han sido los principales responsables. Sin embargo, el impulso económico general se ha enfriado a medida que la Reserva Federal endurece agresivamente su política monetaria para luchar contra la inflación.

La medición del ISM de los nuevos pedidos recibidos por las empresas de servicios se disparó hasta el 59,9 desde el 55,6 de junio. Las empresas informaron de un aumento de las exportaciones.

El indicador de empleo en el sector de los servicios del ISM mejoró hasta el 49,1 desde el 47,4 de junio, que fue la lectura más baja desde julio de 2020. Aunque la demanda de trabajadores en sectores como la construcción y el comercio mayorista y minorista está disminuyendo, la mano de obra sigue siendo escasa.

El gobierno informó el martes de que había 10,7 millones de puestos de trabajo vacantes a finales de junio, con 1,8 vacantes por cada persona desempleada.

La medida de la encuesta sobre las entregas de los proveedores cayó a 58,3 desde los 61,9 de junio, lo que contribuyó a frenar el ritmo de aumento de la inflación de los servicios. Una lectura superior a 50 indica una desaceleración de las entregas.

Un indicador de los precios pagados por las industrias de servicios para los insumos disminuyó a 72,3, la lectura más baja desde febrero de 2021, desde 80,1 en junio. La caída de 7,8 puntos porcentuales fue la mayor desde mayo de 2017. Esto sugiere que la inflación probablemente ha tocado techo.

(Reporte de Lucia Mutikani; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.