El sector privado en la eurozona progresa en abril a su máximo en 6 años

Vista del interior de la fábrica de mermelada de la empresa francesa Andros, en Biars-sur-Cère, Francia, el 20 de abril de 2017 (AFP | Pascal Pavani)

El sector privado en la zona euro progresó en abril hasta su mayor nivel desde abril de 2011, indicó este viernes en una primera estimación la consultora Markit, que destaca también el mantenimiento de las "fuertes tensiones inflacionistas".

"La creación de empleo también aumentó hasta su máximo de casi una década, puesto que las firmas han reforzado su capacidad operativa en concordancia con la boyante demanda y el optimismo generalizado", indicó la consultora en un comunicado.

El índice PMI, elaborado por esta consultora en base a los datos facilitados por 5.000 empresas de los sectores servicios y manufacturero, se situó en abril en 56,7 puntos, contra 56,4 el mes anterior, en los 19 países de la Unión Europea cuya moneda oficial es el euro, indicó en un comunicado.

Un índice superior a 50 refleja una progresión de la actividad, mientras que una cifra inferior indica un repliegue.

Para Chris Williamson, economista de Markit, "la economía de la zona euro ha disfrutado de un sólido comienzo del segundo trimestre de 2017", con el índice PMI mostrando un nivel conforme a un aumento del PIB trimestral del 0,7%, frente al 0,6% estimado para el primer trimestre.

"Si este sólido crecimiento se mantiene, llevará inevitablemente a los economistas a revisar al alza sus previsiones para 2017", apunta Williamson, quien destaca que Francia y Alemania, las dos principales economías de la zona euro, "gozan de los mejores períodos de crecimiento de los últimos seis años".

En el resto de la región, "el ritmo de expansión se ha acelerado hasta su máximo en casi diez años, consolidando la naturaleza cada vez más generalizada de la recuperación", agregó.

Markit subraya además presiones sobre los precios que anticipan, a juicio de Williamson, alzas sobre los precios al consumidor "en los próximos meses", después de que en marzo la inflación cayera al 1,5% desde el 2% registrado el mes anterior.