Sector de Cartes seguirá al frente del principal partido de Paraguay

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 14 nov (EFE).-El Partido Colorado, en el Gobierno y el mayor de Paraguay, aprobó este sábado la prórroga del mandato de sus autoridades hasta 2022, lo que mantiene hasta diciembre de ese año como presidente de la conservadora formación a Pedro Alliana, del sector partidario que lidera el exmandatario Horacio Cartes (2012-2018).

La propuesta fue sancionada en la Convención Extraordinaria del partido, la primera en modo virtual de la formación, con la participación de unos 900 convencionales, según informó el partido en sus redes, si bien algunos de ellos como Cartes estuvieron presentes en su desarrollo desde la sede colorada, en el centro de Asunción.

Con 816 votos a favor y 58 en contra fue sancionado el que era el punto principal de la Convención, la modificación del artículo 146, que tras la aprobación establece que las elecciones para los nuevos cargos se realicen de forma conjunta con los comicios internos de finales de 2022, en lugar de este año.

De esas elecciones internas saldrán los candidatos para los cargos nacionales y departamentales que disputarán las elecciones generales de 2023, incluidos los que se postulen para la Presidencia del país.

El resultado de la votación refleja la alianza entre las dos fuerzas que habían estado enfrentadas dentro del partido, la de Cartes (Honor Colorado) y la del presidente del país, Mario Abdo Benítez (Colorado Añetete).

Ambas corrientes sellaron un pacto de unidad de cara a las elecciones municipales de 2021, pospuesta este año a causa de la pandemia.

Referentes del partido defendieron la modificación aprobada hoy en base a la pandemia, al tiempo que señalaron que no existen trabas legales para la prórroga de mandato.

Sin embargo, algunos sectores minoritarios del partido denunciaron como antidemocrática la modificación del mandato y tramitaron un recursos de nulidad que fueron rechazados por el juzgado electoral.

El sector de Cartes y de Abdo Benítez sellaron la paz en marzo mediante la "Operación Cicatriz", que puso fin al desencuentro surgido en las internas de 2017, para elegir al candidato colorado a las elecciones presidenciales de 2018, en las que también estaban en juego los escaños del Congreso.

En esas internas Abdo Benítez se enfrentó al candidato propuesto por Cartes para disputar la Presidencia del país, el exministro de Hacienda Santiago Peña.

El divorcio se acentuó tras la llegada a la Presidencia de Abdo Benítez, y cuando legisladores de su corriente frenaron que Cartes ocupara el escaño en el Senado que había obtenido en las legislativas.

(c) Agencia EFE