Ganaderos argentinos prolongan su protesta por el cierre de las exportaciones de carne

·2  min de lectura

BUENOS AIRES (Reuters) -Los productores rurales de Argentina anunciaron el viernes que seguirán sin vender ganado vacuno hasta el miércoles próximo como protesta por el cierre de las exportaciones de carne que dispuso el Gobierno para incrementar la oferta doméstica.

La huelga comenzó el 20 de mayo, luego de que el presidente de centroizquierda Alberto Fernández clausurara por un mes los embarques de carne para evitar nuevas alzas de los precios locales de los alimentos, en medio de una larga crisis económica.

La decisión puso en pie de guerra al poderoso sector rural de Argentina -el quinto exportador mundial de carne bovina y uno de los más importantes de soja, maíz y trigo-, que amenazó con nuevas medidas de protesta contra el Gobierno, con el que mantiene una pésima relación.

"El camino elegido por el Gobierno no va a lograr que los precios internos de la carne bajen sino que va a tener el efecto contrario al buscado", señaló la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias a través de un comunicado, en el que se aclara que la protesta concluirá a la medianoche del miércoles.

Argentina arrastra hace tres años una profunda crisis económica que se vio agravada por la pandemia de coronavirus. La larga recesión y una inflación anual estimada en casi el 50% han arrojado a casi la mitad de la población a la pobreza.

El país exporta alrededor del 30% de su producción de carne, cuyo valor doméstico es altamente sensible porque se trata de un alimento central para todas las clases sociales.

En los últimos 12 meses, los cortes vacunos aumentaron en promedio cerca del 65% -casi 20 puntos por encima de la inflación-, lo que llevó al Gobierno a intervenir para evitar nuevas alzas antes de los comicios de medio término de noviembre.

"Hay diálogo permanente con el Gobierno (para levantar la veda a las exportaciones), pero el problema es que no encontramos solución", dijo a Reuters una fuente del sector de la carne que participa de las negociaciones con autoridades.

El país sudamericano exportó un total de 897.500 toneladas de carne con hueso por un valor de 2.710 millones de dólares en 2020. De ese volumen, 462.000 toneladas fueron a China.

En los primeros cuatro meses de este año, los embarques a China crecieron un 26,9% frente al mismo período de 2020, a 150.472 toneladas, lo que significó ingresos por 506,7 millones de dólares, según las estadísticas del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA).

Si bien las exportaciones han crecido, la industria cárnica sostiene que los cortes que se embarcan al exterior son distintos a los consumidos en el mercado interno, por lo que no afectarían los precios locales.

(Reporte de Nicolás Misculin, con reporte adicional de Jorge Otaola;Editado por Walter Bianchi y Eliana Raszewski)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.