Primer secretario de Salubridad de DeSantis se opone a políticas sobre vacunas infantiles y niños transexuales

·4  min de lectura

Scott Rivkees, el primer secretario de Salubridad de la Florida designado por el gobernador Ron DeSantis, no parece estar de acuerdo con las recientes orientaciones del departamento que una vez dirigió.

El Departamento de Salud, que ahora es dirigido por Joseph Ladapo, emitió una guía en marzo que trata los peligros potenciales de vacunar a niños sanos contra el COVID-19. Este mes, el Departamento de Salud emitió una declaración en que desaconsejaba la transición socia u operaciones para niños transexuales.

Rivkees —quien desde entonces trabaja en la Universidad Brown— rebatió públicamente ambas posturas recientemente.

En una columna en Time en marzo, Rivkees escribió que los niños sanos deberían vacunarse.

“Algunas personas sugieren que el COVID-19 grave, es decir, los casos que necesitan hospitalización o que provocan la muerte, solo afecta a los niños que tienen otros padecimientos médicos”, dijo Rivkees, certificado en Pediatría. “Esto es un error”.

Rivkees no mencionó su antiguo cargo oficial en ese artículo de opinión. En su lugar, expuso una serie de datos y cifras para argumentar que la vacunación es segura, eficaz y mucho menos arriesgada para los niños que contraer el virus.

Casos de miocarditis en disputa

En medio de intensas críticas, la Florida advirtió que los niños que se vacunan pudieran padecer de enfermedades graves como miocarditis, que es la inflamación del músculo cardíaco. Al menos cuatro de los investigadores cuyo trabajo citó el departamento en sus directrices dijeron que sus palabras se habían sacado de contexto. La Academia de Pediatría de Estados Unidos recomienda las vacunas para los niños elegibles de 5 años o mayores.

Rivkees dijo en su ensayo que el riesgo de que un niño contraiga miocarditis después de infectarse de COVID-19 es 25 veces mayor que el riesgo de contraer miocarditis después de recibir la vacuna contra el COVID-19.

Esta semana, Rivkees firmó una carta publicada en el Tampa Bay Times que ofrecía una crítica más directa al Departamento que solía dirigir.

El estado recomendó la semana pasada que los niños transexuales no deberían someterse a ciertas intervenciones médicas para ayudar a las personas con disforia de género. Los niños no deben recibir terapia hormonal ni operaciones de afirmación de género, ni tampoco deben someterse a una “transición social de género”, en la que el niño asume una nueva identidad social, según sus directrices. Esta transición puede estar marcada por un cambio de nombre, de pronombres o de ropa.

La carta firmada por Rivkees y otros 300 profesionales de la medicina afirmaba que la guía “tergiversa el peso de la evidencia, no permite una atención personalizada centrada en el paciente y la familia y, de seguirse, conduciría a mayores tasas de depresión y suicidio juvenil”.

El Departamento de Salud fue acusado una vez más de seleccionar la evidencia de las fuentes para justificar sus afirmaciones. Por ejemplo, señaló que su orientación está en línea con las recomendaciones dadas por Suecia, Finlandia, el Reino Unido y Francia.

“De hecho, ninguno de estos países recomienda que no se realice la transición social de género”, respondía la carta.

El documento señalaba que la orientación del estado va en contra del consejo de la Academia Americana de Pediatría y de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente.

Apegarse a la orientación

Christina Pushaw, portavoz de DeSantis, dijo que la orientación es sólida.

“El gobernador DeSantis está de acuerdo con la orientación emitida por el Departamento de Salud sobre la vacunación infantil contra el COVID y la disforia de género en los niños, porque esa orientación está respaldada por la mejor evidencia disponible”, escribió Pushaw en un correo electrónico. “El Dr. Rivkees, como cualquier otro ciudadano, tiene derecho a sus propias opiniones y es libre de expresarlas”.

Como secretario de Salubridad, Rivkees supervisó el departamento de salud durante algunos de los peores meses de la pandemia del coronavirus en la Florida. Sin embargo, no era la figura de cara al público que ha resultado ser Ladapo. Mientras que el actual secretario de Salubridad hace frecuentes presentaciones con DeSantis y en los programas de noticias por cable conservadores, Rivkees fue en gran medida marginado como el principal funcionario de salud de la Florida.

El punto de inflexión en el mandato de Rivkees parece haber sido una conferencia de prensa en abril de 2020 durante la cual Rivkees advirtió que los floridanos podrían verse obligados a distanciarse socialmente y a usar mascarillas hasta que las vacunas estuvieran ampliamente disponibles.

Después de hacer ese comentario, un ayudante de DeSantis retiró a Rivkees de la conferencia de prensa. Apenas se volvió a ver al secretario de Salubridad hasta que el estado puso en marcha su programa de vacunación contra el COVID-19 en enero de 2021. Dejó el departamento en septiembre.

Rivkees no respondió a los correos electrónicos en busca de comentarios el jueves.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.