El secretario de Justicia pidió la nulidad de la causa por el memorándum con Irán

·2  min de lectura
Juan Martín Mena
Juan Martín Mena

El secretario de Justicia, Juan Martín Mena, pidió la nulidad de la causa por el memorándum con Irán, por la que está procesado y elevado a juicio oral.

Al igual que lo había hecho Cristina Kirchner, Mena solicitó el cierre de la causa con el argumento de que los jueces de la Cámara de Casación que ordenaron la reapertura del expediente -iniciado por la denuncia del fiscal Alberto Nisman- visitaron la Quinta de Olivos y la Casa Rosada durante el gobierno de Mauricio Macri. “Es hora de terminar con esta pantomima”, sostiene el escrito que la defensa de Mena presentó ante el tribunal que deberá juzgarlo por este caso.

Alberto Fernández, tras el encuentro con Georgieva: “Fue muy productivo; la vocación es encontrar un acuerdo en el corto plazo”

Esta causa está en el Tribunal Oral Federal N° 8, integrado por los jueces Gabriela López Iñíguez, José Michilini y Daniel Obligado, que debe fijar fecha para el juicio oral. El caso se inició por la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner y sus funcionarios.

En un escrito de 70 páginas, Mena pidió su sobreseimiento y que se dicte la nulidad de la causa. “Vengo a solicitar que se dicte la nulidad de todo lo actuado, en razón de que la reapertura de estas actuaciones, en su momento ya fenecidas, fue propiciada por dos jueces que deberían haberse excusado de intervenir en el trámite y que, sin embargo, no lo hicieron”.

Mena se suma así a los otros funcionarios que pidieron ser sobreseídos (además de Cristina Kirchner, solicitaron lo mismo Carlos Zannini, que estuvo preso por este caso, y Andrés Larroque). Si el TOF 8 rechaza los planteos, los acusados podrán recurrir ante la Cámara de Casación Penal.

Cristina Fernandez y Beraldi
Cristina Fernandez y Beraldi


Cristina Fernandez y su abogado defensor, Alberto Beraldi

El abogado defensor de Mena, Marcos Aldazábal, afirmó en el escrito presentado al tribunal: “Hace seis años que Mena está sometido a este proceso de forma totalmente ilegal, con una vulneración constante de sus garantías constitucionales. Es hora de acabar con esta pantomima. La total carencia de sustento de este proceso es conocida por todos: acusadores, defendidos, jueces y hasta políticos y periodistas de todas las corrientes”.

“El daño ya está hecho -agregó-, pero un mínimo de rigor legal y de humanidad aún sería posible si el proceso terminara con una decisión que manifestara lo que todos sabemos: que Mena es inocente y que su única relación con el caso AMIA fue a través de la búsqueda de justicia y de reparación para las víctimas”, agregó el abogado que representa al funcionario.

El juez de la Cámara de Casación Penal Mariano Borinsky quedó en la mira del kirchnerismo al revelarse que visitó en reiteradas oportunidades la quinta de Olivos durante la presidencia de Mauricio Macri. Lo mismo sucedió con Gustavo Hornos, cuyas visitas a la Casa Rosada habían trascendido un mes antes que las de Borinsky.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.