El secretario de Estado de EE.UU. evita reconocer la victoria de Biden

Agencia EFE
·2  min de lectura

Washington, 10 nov (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, sorprendió este martes al afirmar que habrá "una transición suave" hacia un segundo mandato de Donald Trump como presidente del país, apenas días después de que fuese proyectado como ganador el demócrata Joe Biden.

"Habrá una transición suave hacia una segunda Administración Trump", dijo Pompeo en rueda de prensa al ser preguntado acerca de si había habido contactos en el Departamento de Estado con el equipo de transición de Biden, que se ha quejado de la falta de acceso.

No quedó claro si la declaración fue emitida con intención irónica, ya que fue acompañada de una sonrisa o si simplemente se estaba haciendo eco de la ofensiva que Trump y su equipo de campaña han lanzado con varias demandas judiciales por presunto fraude electoral - algunas de ellas desestimadas - en varios estados del país.

Pompeo remarcó que actualmente "se están contando los votos" y a la espera de que se complete el proceso.

"El mundo debería tener toda la confianza de que la transición necesaria para asegurar que el Departamento de Estado es funcional hoy, y exitoso cuando el presidente que esté en el cargo el 20 de enero", agregó en referencia a la fecha de toma de posesión presidencial.

Varios líderes mundiales, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel; los primer ministros de Canadá, Justin Trudeau, y del Reino Unido, Boris Johnson, y el presidente francés, Emmanuel Macron, han felicitado a Biden como futuro gobernante de EE.UU.

Cuatro días después de que se proyectase a Biden, candidato demócrata, como próximo presidente de EE.UU., Trump sigue parapetado bajo un muro de acusaciones sin evidencia.

"Estamos haciendo grandes progresos. Los resultados empezarán a llegar la próxima semana. Volvamos a hacer grande a EE.UU.", dijo Trump a primera hora de este martes desde su cuenta de Twitter sin ofrecer detalles al respecto.

Para ganar las elecciones en los tribunales, Trump debería darle la vuelta al escrutinio en Pensilvania, Georgia y Nevada o Arizona, todos ellos estados en los que Biden ya ha sido declarado ganador o lidera el escrutinio de forma clara.

Según los últimos conteos, Biden cuenta con 290 votos en el colegio electoral, por encima de la cifra mágica de 270 que otorga la victoria.

(c) Agencia EFE