Secretario británico apoya reducir período de aislamiento por COVID-19 para aliviar mercado laboral

·3  min de lectura
Imagen de archivo del secretario de Educación británico, Nadhim Zahawi, llegando a Downing Street, en Londres

Por Elizabeth Piper

LONDRES, 9 ene (Reuters) - Reducir de siete a cinco días el periodo de aislamiento para las personas que dan positivo en la prueba del COVID-19 ayudaría a los empleadores británicos que se han visto muy afectados por las ausencias, dijo el domingo el secretario de Educación, Nadhim Zahawi.

La variante ómicron sigue extendiéndose en Gran Bretaña y muchas empresas, escuelas y hospitales están luchando contra la escasez de personal, lo que alimenta los llamados para que se flexibilicen aún más las normas de aislamiento tras una prueba positiva.

El mes pasado, las autoridades sanitarias de Estados Unidos redujeron el tiempo de aislamiento recomendado para los casos asintomáticos de COVID-19 a cinco días, en lugar de los diez anteriores.

"Obviamente, siempre me remito a los consejos científicos sobre esto. Sin duda, ayudaría a mitigar algunas de las presiones en las escuelas, en el personal crítico y otros", dijo Zahawi a Sky News tras ser preguntado si apoyaba la reducción a cinco días.

Dijo que la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido estaba revisando la duración del periodo de aislamiento y que el gobierno estaba haciendo todo lo posible para garantizar que el servicio de salud, que se encuentra al límite de su capacidad, pudiera funcionar durante lo que calificó como "unas semanas difíciles".

Las ausencias de los profesores en las escuelas se situaban en el 8,5% y podrían aumentar aún más, dijo, añadiendo que su departamento estaba elaborando planes de contingencia para un absentismo de hasta el 25%, incluida la posibilidad de pedir ayuda a los profesores jubilados.

El sábado, la cifra oficial de muertos en Gran Bretaña por la pandemia superó los 150.000, tras una oleada récord de casos causados por la variante ómicron, lo que llevó al Primer Ministro Boris Johnson a renovar su llamado para que la gente se vacune.

Pero David Spiegelhalter, experto en estadísticas, dijo a Times radio que ese nivel se había superado en marzo de 2021 al utilizar una medida más amplia que registra los casos en los que el COVID-19 aparece en un certificado de defunción, y utilizando esa medida la cifra se sitúa ahora en más de 173.000.

De cara al futuro, Zahawi dijo que esperaba que Gran Bretaña se convierta en uno de los primeros países en aprender a "vivir con" el COVID.

"Espero que seamos una de las primeras economías importantes en demostrar al mundo cómo se pasa de la pandemia a la endemia", dijo.

Zahawi, que fue ministro de vacunas de Gran Bretaña antes de ser nombrado secretario de Educación, dijo que no reconocía una información publicada en el Sunday Times que afirma que el gobierno planea poner fin al suministro masivo y gratuito de pruebas de flujo lateral.

Reuters informó en octubre que el gobierno pretendía estar preparado para empezar a cobrar por algunas pruebas COVID que antes eran gratuitas para intentar frenar el gasto.

(Reporte de Elizabeth Piper; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.