Ex secretaria de prensa dice que Trump “paranoico” sostuvo reuniones “bajo la mesa” para mantener detalles fuera de Archivos

·4  min de lectura

Stephanie Grisham afirmó que en estado "paranoico" Donald Trump sostuvo varias reuniones "extraoficiales" en la Casa Blanca para mantener los detalles fuera de los Archivos Nacionales.

Grisham, quien se desempeñó como secretaria de prensa de la Casa Blanca y jefa de personal de la primera dama Melania Trump durante la administración Trump, le dijo a CNN que el entonces presidente tuvo "muchas" reuniones a puerta cerrada que quedaron fuera de su calendario público.

Al tener las reuniones bajo la mesa, "lo más probable es que todo lo que se escribió fue tirado a la basura", dijo.

Grisham, quien publicó un controversial libro que lo dice todo acerca de su tiempo con los Trump, se pronunció mientras el ex presidente continúa tratando de bloquear la publicación de los Archivos Nacionales relacionados con el motín del 6 de enero en el Capitolio de los EE.UU.

El Comité Selecto de la Cámara de Representantes del 6 de enero solicitó los registros como parte de su investigación sobre la violenta insurrección de los partidarios de Trump que dejó cinco muertos.

Pero, según Grisham, muchas discusiones ni siquiera llegaron a los archivos.

"Muchas reuniones ocurren en la residencia donde espero que estén mirando los registros de llamadas, pero tengo la sensación de que a veces las cosas ni siquiera fueron puestas en los registros de llamadas", dijo.

Grisham dijo que había dos propósitos para esto.

“Se llevaron a cabo muchas reuniones porque el presidente en ese momento estaba tan paranoico con las filtraciones que se dieron a lugar muchas reuniones en la residencia”, dijo.

“Número uno para que pudiera llevar un seguimiento de quién estaba allí y que si se filtraba podría intentar averiguarlo.

"Pero número dos, por lo que se mantuvo en gran medida fuera de los archivos y documentos y todo lo que estaba escrito lo más seguro fue tirado a la basura en donde la gente no podía venir y recuperarlo para ponerlo en los archivos".

Ella agregó: "Eso sucedió bastante y estoy segura de que el Comité Selecto está al tanto de eso y está en investigación de esto".

Grisham afirmó que el ex jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, participó en la planificación de algunas de estas reuniones.

“Al final del mandato Mark Meadows de manera definitiva fue uno de los que ayudó a planificar esas reuniones, así que creo que deberían hablar con Mark Meadows, creo que pedirá tiempo”, dijo.

Meadows no se presentó ante el Comité Selecto de la Cámara para una deposición el viernes por la mañana en una medida que ahora lo deja en riesgo de ser acusado de desacato penal contra el Congreso.

El ex asistente de alto nivel de la Casa Blanca había recibido un citatorio del presidente del comité, el representante de Mississippi, Bennie Thompson, para declarar ante el comité y entregar documentos relacionados con los disturbios en el Capitolio.

Su plazo para cumplir este citatorio se había extendido mientras intentaba negociar los términos de su cumplimiento con el comité.

Pero el jueves se le ordenó comparecer a la mañana siguiente.

Thompson y el miembro de mayor rango del comité, la representante Liz Cheney, confirmaron que Meadows no se presentó y dijeron que se considerarían presentar cargos por desacato.

Su falta de comparecencia se produjo el mismo día en que Steve Bannon fue acusado por el DOJ (Departamento de Justicia) de desacato al Congreso después de que también se negó a cumplir con los citatorios del comité.

Bannon, quien trabajó como asesor de Trump, fue remitido al DOJ después de una votación en la Cámara el mes pasado.

Sin embargo, el comité recibió un golpe el viernes después de que un tribunal federal de apelaciones bloqueó de manera temporal a los Archivos Nacionales de entregar los registros al comité.

Un juez federal había dictaminado el martes que los registros deben publicarse antes de la fecha límite del viernes.

Pero la Corte de Apelaciones del Circuito de DC emitió una orden judicial temporal mientras Trump continúa con la apelación en contra de su liberación.

Al equipo legal de Trump se le ha dado una fecha del 30 de noviembre para presentar argumentos orales para su apelación.

El ex presidente afirmó que el privilegio ejecutivo significa que los registros no deben ser divulgados.

El presidente Joe Biden no está de acuerdo porque Trump ya no es presidente y, por lo tanto, ya no está protegido por privilegios ejecutivos.

Relacionados

Donald Trump presenta apelación para bloquear documentos del Comité Antidisturbios del Capitolio

Libro revela amenazas de un partidario de Donald Trump a funcionarios de Seguridad Nacional

Donald Trump: Comité antidisturbios del Capitolio cita a Michael Flynn y Jason Miller

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.