Secadores de esmalte de uñas dañan el ADN y causan mutaciones

Los dispositivos de secado de esmalte de uñas ultravioleta utilizados para sellar manicuras en gel pueden ser una preocupación para la salud pública. Los investigadores de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, estudiaron estos dispositivos emisores de luz ultravioleta (UV) y descubrieron que su uso conduce a la muerte celular y a mutaciones que causan cáncer en las células humanas.

Este tipo de aparatos son un accesorio común en los salones de uñas, y generalmente utilizan un espectro particular de luz UV (340-395 nm) para sellar los productos químicos utilizados en las manicuras de gel. Mientras que las camas de bronceado utilizan un espectro diferente de luz UV (280-400 nm) que los estudios han demostrado de manera concluyente ser cancerígena, el espectro utilizado en los secadores de uñas no ha sido bien estudiado.

LOS SECADORES DE ESMALTE DE UÑAS SE COMERCIALIZAN COMO ‘SEGUROS’

“Si miras la forma en que se presentan estos dispositivos, se comercializan como seguros, sin nada de qué preocuparse”, dijo Ludmil Alexandrov, profesor de bioingeniería, así como de medicina celular y molecular en la UC San Diego, y autor correspondiente del estudio publicado el 17 de enero en Nature Communications. “Pero a nuestro leal saber y entender, nadie ha estudiado realmente estos dispositivos y cómo afectan a las células humanas a nivel molecular y celular hasta ahora”.

Utilizando tres líneas celulares diferentes: queratinocitos de piel humana adulta, fibroblastos de prepucio humano y fibroblastos embrionarios de ratón, los investigadores descubrieron que el uso de estos dispositivos emisores de rayos UV durante solo una sesión de 20 minutos provocó entre el 20 y 30 por ciento de muerte celular.

MUERTE DE CÉLULAS Y MUTACIONES

La exposición a la luz UV también causó daño mitocondrial y de ADN en las células restantes y dio lugar a mutaciones con patrones que se pueden observar en el cáncer de piel en humanos. “Vimos varias cosas: primero, vimos que el ADN se daña”, dijo Alexandrov. “También vimos que parte del daño del ADN no se repara con el tiempo. Por el contrario, conduce a mutaciones después de cada exposición con un secador de esmalte de uñas UV. Por último, vimos que la exposición puede causar disfunción mitocondrial, que también puede provocar mutaciones adicionales. Examinamos a los pacientes con cáncer de piel y vemos exactamente los mismos patrones de mutaciones en estos pacientes que se vieron en las células irradiadas”.

Los investigadores advierten que, si bien los resultados muestran los efectos nocivos del uso repetido de estos dispositivos en las células humanas, se requeriría un estudio epidemiológico a largo plazo antes de declarar de manera concluyente que el uso de estas máquinas conduce a un mayor riesgo de cánceres de piel. Sin embargo, los resultados del estudio fueron claros: el uso crónico de estas máquinas de secado de esmalte de uñas es perjudicial para las células humanas. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Nuevo fármaco arroja resultados positivos contra el alzhéimer

En América Latina y el Caribe 2.5 millones de personas viven con VIH

Estos países recibirán becas para investigar tuberculosis y VIH avanzado