Señalan reducción de matrícula en escuelas públicas y privadas

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 21 (EL UNIVERSAL).- Para el ciclo escolar 2022-2023, no se inscribieron 366 mil 954 estudiantes en escuelas públicas, además de que existe una reducción de la matrícula en preescolar, de 13% en educación media superior, de 7% en primaria, 4% en secundaria, mientras que en educación superior el decremento fue del 1%, indicó el organismo civil Educación con Rumbo (ECR),

En conferencia de prensa virtual, Francisco Javier Landero, investigador de la ONG, consideró como "dramático" este hecho, pues la reducción de la matrícula ha afectado más en preescolar y bachillerato.

"Es de destacar que la caída de hombres que ya no continuaron con sus estudios es el doble que las mujeres. Es decir, un 10% de hombres y un 5% de mujeres", dijo.

El investigador de ECR, dijo también que la educación privada "sufrió grandes problemas, ya que se perdió un 26% de la matrícula, que son alrededor de 150 mil estudiantes. Este abandono escolar, aunado a la pérdida de aprendizajes, especialmente en primero y segundo de primaria, hacen que tengamos un drama escolar, producto de los efectos de la pandemia, pero también de las malas políticas emergentes del gobierno federal, como la enseñanza por televisión".

Paulina Amozurrutia, directora general de Seamos Héroes y coordinadora nacional de Educación con Rumbo, indicó que la política educativa en el país no ha sido prioridad para el Gobierno Federal, ya que solo ha sido vista como un botín político, situación que, dijo, en últimas fechas ha sido muy evidente.

"Garantizar una educación de calidad es prioridad y no se está haciendo; lamentablemente la política educativa no ha sido prioridad, sino vista como un botín político que se ha visto en las últimas fechas".

Sobre los planes y programas de estudio que se implementarán en 960 planteles públicos a partir del 29 de octubre próximo, Amozurrutia, dijo que el organismo que encabeza está tratando de frenar el pilotaje "porque creemos que es una prueba ensayo-error con niñas, niños y adolescentes de escuelas públicas, lo cual no es amable".