Señalan maniobras “dilatorias” en el peritaje pedido por el juez Walter Bento

·4  min de lectura
El juez federal Walter Bento
El juez federal Walter Bento - Créditos: @Télam

MENDOZA.– La investigación penal contra el juez federal Walter Bento va llegando a su fin, por lo que se estima que el pedido de elevación a juicio se realizará en los próximos dos meses, según pudo saber LA NACION, mientras el magistrado sigue sumando nuevas imputaciones como presunto líder de una asociación ilícita que cobraba coimas a cambio de beneficiar a presos en causas por contrabando, narcotráfico y trata de personas. En paralelo, existe otro camino que se inició en el Consejo de la Magistratura , para suspender y eventualmente desplazar al juez, que enfrenta estrategias dilatorias de la defensa de Bento.

En los últimos días, finalmente se hizo visible en el expediente el peritaje contable que solicitó el imputado, que expuso una jugada para extender el proceso en el Consejo de la Magistratura: se detectaron inconsistencias en el cotejo de las declaraciones juradas y faltan datos claves para elevar un documento concluyente que, por otro lado, confirma que varios pagos de viajes fuera del país se hicieron con tarjetas de crédito del exterior, precisamente de Estados Unidos, sin haber sido declaradas ante las autoridades argentinas.

Después de la reunión del Presidente con los gobernadores, preparan el desembarco de Massa en Economía

El informe, de más de 500 fojas, realizado por Walter Chiquiar, integrante del equipo de peritos de la Corte Suprema, deja en claro que los abogados de Bento no cumplieron con las presentaciones necesarias para evaluar a fondo el estado patrimonial de su defendido; más allá de que para la Justicia federal ya hay pruebas suficientes sobre su enriquecimiento ilícito.

“Hay ciertas inconsistencias. El perito es reiterativo en decir que no se aportaron elementos. Es una estrategia de la defensa que insiste con la persecución y juega a la dilación”, indicó a LA NACION una fuente con acceso a la megacausa, y aclaró: “Lo importante es que el peritaje ya está presentado ante el Consejo y no es algo determinante. Es casi una formalidad: con esto ya se completa todo el pedido, por eso ahora el Consejo tiene la posibilidad de darle vista a la Comisión de Acusación para avanzar en una suspensión o el inicio de juicio político”.

No obstante, se desconocen los plazos para que se dé ese paso fundamental en la evaluación del Consejo sobre el proceder del poderoso juez federal con competencia electoral de Mendoza.

Es algo que se debatió en las últimas jornadas en el Consejo de la Magistratura: si finalmente el caso del magistrado será derivado a la Comisión de Acusación, a cargo del diputado de Pro Pablo Tonelli, o si la mantendrá la legisladora kirchnerista Inés Pilatti de Vergara, al frente de la Comisión de Disciplina.

Según pudo saber este diario, en el Consejo y en la justicia federal creen que hay consenso para que el organismo tome una determinación contra Bento. De todas maneras, dejaron en claro una situación que trascendió en los pasillos días atrás. Hay una especulación de que rápidamente lo destituirían, pero no consideran que esto sea así: se tomaría una “actitud precautoria”, con la posibilidad de suspensión en las próximas semanas.

Así, mientras se concluye la presentación de informes en el Consejo, en los tribunales mendocinos el procesamiento contra el juez está firme y se encamina el pedido para la realización del debate. Esta solicitud se elevaría al juez que lleva la causa, Eduardo Puigdéngolas, en octubre, por lo que el juicio empezaría el año próximo.

“La posición inicial, que es con procesamiento firme, se mantiene inalterable”, indicaron a LA NACION desde la Justicia, en referencia a que el juez no ha podido acreditar una serie de cuestionamientos a su patrimonio y la imposibilidad de justificar los fondos. “Ya hay conclusiones sacadas”, explicaron las fuentes, más allá de que en la pericia no se hayan podido aclarar. “Si quieren tendrán que hacer alguna nueva presentación en el juicio, defenderse, oponerse”, agregaron.

Así, buscan dejar en claro que hoy el Consejo de la Magistratura tiene todos los elementos para avanzar contra el juez , ya que no necesita sea antes condenado. “Es una decisión política por el desempeño del magistrado y sus vínculos. Y en esto habría consenso para avanzar en su contra: mal desempeño por sus conexiones con imputados por graves delitos, y por el tipo de vida obscena que llevaba, con un patrimonio injustificado”, concluyeron las fuentes.

“Alberto está al frente del Titanic”: la beneficiaria de planes sociales que se hizo viral ahora dice que se quiere ir del país

Esta semana, Bento sumó dos nuevas imputaciones por cohechos, las número 14 y 15, con distintos personajes involucrados en la causa. En esto se le dio valor a una prueba técnica clave, luego de allanamientos, donde surgen nuevas vinculaciones de Bento y más propiedades que aparecen en negociaciones, que potencian la hipótesis de la asociación ilícita. Incluso, existe un video donde se observan estos movimientos que comprometen cada vez más al controversial magistrado.

Bento tienen procesamiento firme “por los delitos de asociación ilícita en calidad de jefe u organizador en concurso real con cohecho pasivo en calidad de autor (15 hechos), concurso ideal con prevaricato, omisión y retardo de justicia; enriquecimiento ilícito y lavado de activos de origen delictivo”. Asimismo, está acusado por falsificación ideológica, además de haber sido embargado, junto a su mujer, Marta Boiza, por más de 300 millones de pesos. Sus hijos Nahuel y Luciano están imputados por lavado de activos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.