Scholz llega a Pekín para su primer cara a cara con Xi en burbuja anti-covid

Pekín, 4 nov (EFE).- El canciller de Alemania, Olaf Scholz, llegó hoy a China para una visita oficial de un día que se desarrollará íntegramente en un circuito cerrado para prevenir contagios de covid y durante la que será el primer líder europeo en más de dos años que se ve en persona con el mandatario chino, Xi Jinping,

Scholz aterrizó en Pekín la mañana del viernes (hora local) y permanecerá en la capital china unas once horas, con una agenda que incluye una reunión con Xi, apenas dos semanas después de que terminara el XX Congreso del Partido Comunista de China en el que el gobernante fue reelegido para un tercer mandato inédito entre sus predecesores.

También se reunirá con el actual primer ministro chino, Li Keqiang, quien dejará el cargo el próximo mes de marzo, y posteriormente comparecerá en una rueda de prensa a la que solo accederán los medios que se hallan dentro de la burbuja anti-covid.

El canciller, que viaja acompañado de una delegación empresarial de su país en la que figuran representantes de firmas como el Deutsche Bank, Siemens o BMW, presidirá asimismo una mesa redonda entre compañías alemanas y chinas.

En una tribuna publicada en defensa de su viaje a Pekín en la misma jornada en que puso rumbo a la capital china, Scholz pidió "sentido de la proporción y pragmatismo" en el trato al gigante asiático.

Pekín es un socio "importante", pero si cambia, también debe cambiar la forma en que es tratado por occidente, argumentó el canciller alemán desde las páginas del diario "Frankfurter Allgemeine Zeitung".

Agregó que precisamente porque el mundo ha sufrido profundas modificaciones desde la última visita de un jefe de Estado alemán hace tres años -la excanciller Angela Merkel- y porque no es posible "seguir como si nada" se hace más necesario emprender un diálogo directo con China, argumentó Scholz.

(c) Agencia EFE