Saxofonista María Elena Ríos exige a la FGR atraiga su caso

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- La saxofonista mixteca María Elena Ríos Ortiz hizo un llamado a la Fiscalía General de la República (FGR) para atender la orden de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de atraer su carpeta de investigación y quitársela al estado de Oaxaca.

También llamó a Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a fin de que el juez Ponciano Velazco deje de revictimizarla ya que ha permitido más de 10 amparos de la defensa de Juan Antonio Vera Hernández, hijo del exdiputado priista Juan Antonio Vera Carrizal, y quien es el autor material del ataque de ácido en su contra.

Durante una conferencia de prensa, la también activista relató que a lo largo de tres años ha tenido que transitar por un proceso legal lleno de corrupción ya que no se ha detenido a Vera Hernández, quinto implicado en su ataque, y su padre Vera Carrizal aún se encuentra en prisión preventiva ya que "ha sido tanto el tráfico de influencias y corrupción que no ha podido llegar siquiera a la etapa intermedia".

---"Soy una sobreviviente que lo único que pide es justicia"

"No soy la víctima que quieren, porque la víctima que necesita toda la gente, especialmente este sistema, es a la mujer que está llorando, que está encerrada, que no hace nada, que no pide justicia porque ese tipo de víctimas le conviene al estado y yo, desde hace mucho tiempo deje de ser una víctima.

"Soy una sobreviviente que lo único que pide es justicia. Ya me quemaron, ya me mataron ¿qué más quieren?", cuestionó.

Señaló que en días pasados, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, junto con la familia de Vera Carrizal, realizó una campaña de desprestigio en su contra, asumiendo y violentando datos personales, "diciendo que me ha dado una cantidad de 2 millones 600 mil pesos, hecho que la CNDH desmintió, pues no tienen acreditada esa cantidad".

"Yo no nací quemada y tengo todo el derecho a reconstruirme y rehabilitarme", dijo.

Ríos Ortiz mencionó que a raíz de esta situación, el pasado 25 de agosto el fiscal de Oaxaca, Arturo Peimbert, la citó para decirle que lo sentía mucho pero que no va a detener a Juan Antonio Vera Hernández porque no quiere problemas con el gobernador Alejandro Murat.

"Se dejó en dicho que no se haría justicia por el intento de feminicidio en mi contra porque Juan Antonio Vera Carrizal es prestanombres de 18 gasolineras de Alejandro Murat y su padre José Murat, por eso no tengo justicia y la estoy exigiendo", señaló.

Por último, recordó que el próximo 9 de septiembre además de los tres años que se cumplen de su ataque, también se cumplen tres años de impunidad no solo para ella y su familia, sino también para Oaxaca y para todas las mujeres de México.

---Autor de ataque sigue prófugo

A sus 26 años, Malena, como también es conocida, sobrevivió a un intento de feminicidio, perpetrado a través de un ataque con ácido, el 9 de septiembre de 2019.

El ataque fue ordenado por Juan Antonio Vera Hernández, hijo del exlegislador priista y empresario gasolinero, Juan Vera Carrizal, y quien está preso desde 2020.

Vera Carrizal se encuentra prófugo de la justicia y actualmente la Fiscalía de Oaxaca ofrece una recompensa de 1 millón de pesos a cambio de información sobre su paradero.