A.Saudí prepara la primera peregrinación poscovid prevista para mes de julio

·3  min de lectura

Riad, 7 jun (EFE).- Arabia Saudí ha intensificado sus preparativos para la primera peregrinación mayor o hach de fieles procedentes del extranjero en la era poscovid, prevista para julio, con un plan operativo que implica a casi todos los ministerios del país.

Los medios de comunicación oficiales afirman que "todo está ya listo para facilitar el hach" y que el citado plan incluye desde la aerolínea oficial Saudi Airways hasta ministerios como Interior, Exteriores y Transporte, además de los responsables de las mezquitas de La Meca y del profeta Mahoma, en la ciudad de Medina.

Arabia Saudí, que en 2019 recibió a unos 2,5 millones de fieles de dentro y fuera del país, tuvo que renunciar a una de sus mayores fuentes de ingresos tras el brote de la covid-19.

En 2020 sólo permitió a 1.000 personas residentes realizar el hach, número que aumentó a 60.000 en 2021, en medio de estrictas medidas de precaución, y este año ha ascendido hasta un millón, entre residentes y extranjeros.

El plan operativo contempla, entre otras medidas, finalizar los trámites de peregrinos de Indonesia, Malasia, Marruecos, Bangladesh y Pakistán en sus países de origen, incluidos pasaportes y equipaje, para que cuando lleguen a Arabia Saudí sean transportados directamente a su alojamiento y evitar así aglomeraciones en el aeropuerto.

Esa iniciativa, denominada "Camino hacia La Meca", debía haber sido aplicada en 2020, pero su puesta en marcha fue suspendida debido a las restricciones por la pandemia, la mayor parte de las cuales fueron levantadas en marzo pasado.

RELAJACIÓN DE LAS RESTRICCIONES

Ahora estas se limitan a exigir la vacunación con la pauta completa, una PCR negativa para quienes provengan del extranjero y un límite de edad de 65 años.

Conforme al citado plan, se ha creado una plataforma en internet para el registro de fieles de Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y Australia, según informa el Ministerio de Peregrinación en su cuenta oficial en Twitter.

La peregrinación de este año será la más numerosa desde el pasado mes sagrado musulmán del ramadán, que coincidió con abril y en el que, según datos oficiales, 6,694 millones de fieles visitaron La Meca y Medina para hacer la peregrinación menor o umra, visita que se puede realizar durante todo el año.

El Gobierno saudí quiere evitar que se repita el enorme caos generado durante varios días en el aeropuerto de la ciudad de Yeda en mayo pasado debido al retraso de decenas de vuelos, que afectó a centenares de miles de peregrinos al finalizar el Ramadán.

Yeda, a unos 90 kilómetros de La Meca, es considerada la única vía aérea de llegada para los visitantes de la ciudad sagrada, sobre la que están prohibidos los vuelos.

El turismo religioso es una fuente de ingreso asegurada para el reino árabe e incluye la umra y el hach, que según los preceptos del islam todo musulmán debe realizar al menos una vez en la vida si sus condiciones físicas y económicas se lo permiten.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.