Pocos satisfechos con medidas de seguridad para Tokio 2020

·3  min de lectura
Las sillas están numeradas en la zona de retención de visitantes extranjeros en el Aeropuerto Internacional Narita, cerca de Tokio, 10 de julio de 2021. (AP Foto/Jae C. Hong)

TOKIO (AP) — Tiendas obligadas a permanecer cerradas en torno de las sedes olímpicas. Visitantes obligados a instalar aplicaciones intrusivas y permitir el rastreo por GPS. Agentes en los hoteles para impedir que los participantes entren en contacto con el común de los japoneses o vayan a restaurantes a probar el sushi.

El gigantesco dispositivo de seguridad japonés para los inminentes Juegos Olímpicos de Tokio provoca quejas de que las medidas son más propias de un Estado autoritario como China o Corea del Norte que de una democracia vigorosa y dinámica.

Sin embargo, la mayor preocupación no es tanto la invasión de la vida privada por el Estado. Es más bien que las precauciones no bastarán para impedir que los aproximadamente 85.000 deportistas, funcionarios, periodistas y otros que llegan a Japón introduzcan variantes altamente contagiosas del coronavirus en una población con baja tasa de vacunación y donde el contagio va en aumento.

“Todo se basa en la palabra de honor, y existe el temor de que la gente de los medios y otros participantes salgan de sus hoteles a comer en Ginza”, dijo el legislador opositor Takeshi Saiki acerca de los controles fronterizos, que considera insuficientes. Hasta ahora, la mayoría de los deportistas y otros participantes olímpicos han estado exentos de las medidas de cuarentena requeridas a los demás.

Se han producido fallas frecuentes en la seguridad a medida que se vuelve más clara la mera magnitud de controlar a tanta gente y se acerca la ceremonia inaugural. La prensa japonesa está llena de historias sobre gente relacionada con los juegos que da positivo en las pruebas de coronavirus. Fotos y mensajes en redes sociales muestran a extranjeros vinculados con los Juegos que violan la norma de la mascarilla, beben en público, fuman en los aeropuertos e incluso, si los mensajes no mienten, se anotan en las aplicaciones de citas.

“Hay grandes agujeros en las burbujas”, dijo Ayaka Shiomura, otro legislador opositor, en referencia a las llamadas “burbujas” que se supone deben aislar a los olimpistas del común de los mortales.

La pandemia ha puesto a prueba a las democracias del mundo, que intentan encontrar un equilibrio entre la protección de los derechos individuales y la necesidad imperiosa de controlar una enfermedad que florece en las grandes aglomeraciones de gente.

Pero pocos lugares tendrán tanto en juego como Tokio en julio y agosto, ni estarán tan sujetos a la mirada del mundo. El gobierno, consciente de las reiteradas encuestas según las cuales hay una fuerte oposición a los Juegos, sostiene que las medidas de seguridad y monitoreo son cruciales para el éxito de unas Olimpíadas que se realizan durante una pandemia única en el siglo.

¿Cuáles son las restricciones impuestas a los visitantes olímpicos?

Durante los primeros 14 días en Japón, los visitantes por fuera de la villa deportiva no pueden usar el transporte público ni concurrir a bares, sitios turísticos ni la mayoría de los restaurantes. Ni siquiera pueden salir a pasear ni ir a ninguna parte que no hayan mencionado en sus planes presentados de antemano. Hay algunas excepciones autorizadas por los organizadores: tiendas indicadas, lugares de comidas para llevar y algunos restaurantes con salones privados.

Los deportistas se someterán diariamente a pruebas del coronavirus y permanecerán aislados en la villa deportiva o en las burbujas en los sitios de competencia o entrenamiento. La violación de las normas se puede sancionar con la expulsión del país o multas y la eliminación de los Juegos.

Todos los asociados con los Juegos deberán instalar dos aplicaciones al ingresar a Japón. Una informa a las autoridades de inmigración y de salud y la otra es de rastreo de contactos que utiliza Bluetooth. Deberán permitir que los organizadores usen GPS para rastrear sus movimientos y contactos a través de sus teléfonos celulares si hay contagio o violación de las normas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.