Sassoli, a la cumbre: la Eurocámara no aceptará recortes al plan de recuperación

Bruselas, 19 jun (EFE).- El presidente del Parlamento Europeo (PE), David Sassoli, incidió este viernes ante los líderes de la UE en que el paquete de recuperación tras la pandemia que debaten en su videoconferencia de hoy es un punto de partida, y que la Eurocamará no aceptaría "cualquier rebaja" a las cifras iniciales.

En su intervención ante la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, Sassoli recalcó que la propuesta de la Comisión Europea, que suma 1,85 billones de euros entre el plan de recuperación y el presupuesto multianual comunitario, es "ambiciosa" pero solo "araña la superficie de lo que hay que hacer".

"No aceptaremos ninguna concesión ni rebaja de la posición inicial. Ésta debe ser nuestro punto de partida, el objetivo es mejorarla, para asegurar que las importantes decisiones que tomamos ahora benefician a todos", dijo el presidente de la Eurocámara.

El Parlamento Europeo deberá dar su visto bueno al paquete final que acuerden los líderes de los Estados miembros, para el que previsiblemente hará falta al menos una cumbre más en julio, y los eurodiputados vinculan por el momento su aprobación a que no se rebaje la dotación que ha planteado Bruselas.

El plan inicial de la Comisión Europea, ahora en manos de los países, consiste en un marco financiero plurianual (2021-2027) de 1,1 billones de euros y un plan de recuperación de 750.000 millones (500.000 millones en transferencias a fondo perdido y 250.000 en préstamos que deben devolverse).

"No olvidemos que prestar apoyo únicamente en forma de préstamos tendría un impacto asimétrico en el endeudamiento de cada uno de los Estados miembros y sería más costoso para la Unión en su conjunto. Tenemos ahora la oportunidad de remodelar Europa y hacerla más justa, más ecológica y más previsora", subrayó Sassoli a los líderes.

Los países nórdicos son más partidarios de aumentar el volumen de ayuda concedida en forma de préstamos en detrimento de las subvenciones a fondo perdido, mientras que países como España apuestan por que dominen las transferencias.

Otro criterio que vigilará el Parlamento antes de aprobar las cuentas y el plan de recuperación serán las nuevas fuentes de recursos propios para el presupuesto, esto es, nuevos impuestos recaudados a nivel europeo para alimentar las arcas comunitarias.

En una carta a los líderes de los países, los jefes de filas de cinco grupos políticos de la Eurocámara advirtieron de que la propuesta para nuevos recursos propios deberá ir acompañada de provisiones legales vinculantes y un calendario de cuándo se irán introduciendo estas nuevas tasas en los próximos siete años.

(c) Agencia EFE