Sarkozy ausente el primer día de su nuevo juicio por financiación irregular

París, 20 may (EFE).- El expresidente francés Nicolas Sarkozy estuvo ausente este jueves en la primera jornada del nuevo juicio que afronta en París tras su condena en marzo, en este caso por financiación irregular de su campaña electoral de 2012, en la que fue derrotado por François Hollande.

El proceso comenzó con un cuarto de hora de retraso y con gran expectación de los medios por si finalmente acudía Sarkozy, que tampoco había estado presente en la audiencia del 17 de mayo, en la que se decidió aplazar el proceso por la enfermedad del abogado de Jérôme Lavrilleux, uno de los acusados y gran protagonista de algunas de las principales revelaciones durante la instrucción.

La presidenta del tribunal explicó al comienzo de la audiencia, durante la presentación de todos los que se sientan en el banquillo, que el expresidente había presentado una memoria el miércoles, de cuyo contenido no dio detalles en ese momento.

El abogado del expresidente, Thierry Herzog, había indicado el 17 de marzo que su cliente estaría presente los días en los que se abordara directamente su caso.

El que fuera jefe del Estado entre 2007 y 2012 está imputado por financiación irregular de su campaña electoral en las presidenciales, lo que en caso de ser condenado le podría suponer una pena de hasta un año de cárcel y 3.750 euros de multa.

Es el único de los 14 imputados al que no se reprochan los cargos de falsificación, uso de documentos falsos, apropiación indebida o estafa. Es decir que a todos los demás se los responsabiliza del funcionamiento de un sistema organizado de facturas falsas que permitió a su campaña superar muy ampliamente los límites de gasto electoral.

A él se le acusa en concreto de haberse beneficiado como candidato de cerca de 43 millones de euros, muy lejos del tope legal de 22,5 millones, a sabiendas de que se había sobrepasado ese tope.

Sarkozy fue condenado a comienzos de marzo por corrupción, por haber influido sobre un magistrado junto a Herzog a tres años de cárcel, de los cuales dos exentos de cumplimiento, aunque ha recurrido la sentencia, de forma que no tiene carácter definitivo.

Sus asuntos judiciales no acaban aquí, ya que podría ser encausado por haber recibido supuestamente para la campaña presidencial de 2007 dinero del entonces líder libio Muamar Gadafi.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.