Sarah Mintz pudo llegar a una amistad con antagonistas

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 3 (EL UNIVERSAL).- La actriz Sarah Mintz recordó que cuando fueron las grabaciones del reality show "Secretos de villanas" hubo algunos roces con sus compañeras Aylín Mujica, Cynthia Klitbo, Gabriela Spanic, Sabine Moussier y Geraldine Bazán, sin embargo fue un momento en el que hubo aprendizaje y diversión.

"Nos fuimos de viaje en plan de amigas, no hay libreto, todo es muy vivencial, muy espontáneo, convivimos, fuimos a restaurantes, a la playa, mostramos cómo somos nosotras, vivimos en nuestro día a día".

En entrevista con EL UNIVERSAL explicó que en este programa que se puede ver en Canela.tv se muestra la rutina del día a día de estas estrellas que han icónicos personajes antagónicos.

"Todo se muestra de manera muy espontánea, donde vamos a tener nuestras diferencias, vamos a brindar y ayudarnos, aconsejarnos en nuestras situaciones que estamos viviendo en este momento de nuestras vidas".

Respecto a las diferencias que tuvieron todas las artistas aclaró que fue acerca de ciertos puntos de vista diferentes de cómo llevar la vida, de cómo vivir las vacaciones.

"Son detalles que no se pueden perder para que vean cómo los manejamos de una manera muy integentemente de sabiduría femenina, cómo pudimos llegar a la amistad dentro de una diferencia".

"Secreto de villanas" es un reality que describió como una maravilla "qué bueno que lo inventaron", pues consideró que es una oportunidad de ver a las villanas desde otro punto de vista, verlas con el corazón y una desnudez en el alma.

"Contamos esas cosas tan profundas de cada una, esos secretos, esas cosas nunca antes contadas y nos ven compartir como amigas, realmente, porque una villana con otra villana es para matarse, aquí no nos vamos a matar".

Declaró que a pesar de la diferencia de personalidades fue una convivencia respetuosa en el que compartieron diferentes puntos de vista; primero hubo un encuentro entre todas, hay tres capítulos en donde hablan de sus vidas personales, situaciones vivenciales, luego hay una semana de descanso. Son 12 capítulos.

"Salimos vivas, que fue lo más importante, muy bonito, creo que cada una pudo descubrir alto que no se pudo imaginar de la otra, yo siento que este reality nos sirvió a todas para nuestra vida personal, sobre todo".