Sara Cosío: el punto débil de Rafael Caro Quintero

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 15 (EL UNIVERSAL).- Rafael Caro Quintero, fundador y líder del Cártel de Guadalajara quien fue detenido la tarde de este viernes por elementos de la Marina, tenía un punto débil y era Sara Cosío, su gran amor prohibido.

De acuerdo con MVS News, Sara Cosío Vidaurri, hija de Octavio César Cosío, exsecretario de Educación en Jalisco y también sobrina de quien fue gobernador de aquel territorio de 1989 a 1992, Guillermo Cosío Vidauri, compartía gustos por los centros nocturnos y restaurantes caros en Guadalajara, así como su carácter arrebatado y su amor por el lujo.

Sara provocaba que Rafael perdiera la razón, tanto que quedó prendado de ella pero se dice que Sara le hizo más de un desplante, antes de aceptar salir por él.

Sin embargo, pese a sus regalos extravagantes, la familia de Sara nunca acepto su romance entre ambos.

Pese a ello, Caro Quintero siguió su relación con Sara y aunque solía acudir a reuniones y restaurantes de clase política sin ocultarse, todo cambio en 1985, cuando ordenó secuestrar y asesinar a Enrique Camarena junto a su piloto Alfredo Avelar.

Tras el asesinato, Caro se vio obligado a huir del país junto a Sara Cosío, luego de que agentes de la DEA recibieran la noticia de la muerte de uno de sus agentes.

Fue hasta el 2 de abril de 1985 en la finca "La California" en Costa Rica que el capo fue capturado por la policía, esto luego de que Sara diera la ubicación de su paradero por medio de una llamada mientras estaba con el capo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.