Sao Paulo producirá una vacuna contra el COVID-19 en asocio con un laboratorio chino

Agencia EFE

Sao Paulo, 11 jun (EFE).- Sao Paulo, el mayor, más rico y más industrializado estado de Brasil, producirá y probará una potencial vacuna contra el nuevo coronavirus en asociación con un laboratorio chino, según informó este jueves el gobernador paulista, Joao Doria, en una rueda de prensa.

Doria anunció que el centro de investigación Instituto Butantan, responsable de la producción de alrededor del 80 % de los sueros y vacunas consumidos en Brasil, firmó un acuerdo con el laboratorio chino Sinovac Biotech para la realización de la tercera y última fase de pruebas clínicas de una potencial vacuna contra el SARS-Cov-2, el virus que causa la COVID-19.

"Esta es una de las vacunas que se encuentra en etapa más avanzada en todo el mundo", dijo el gobernador, quien añadió que se trata de un "día histórico para la ciencia, la medicina y la salud de Brasil, de Sao Paulo y mundial".

Precisó que la última etapa de los ensayos clínicos de la vacuna, bautizada "CoronaVac", tendrán inicio dentro de tres semanas y serán aplicados en 9.000 pacientes brasileños voluntarios.

En caso de que los resultados sean positivos, la vacuna podría estar disponible para la producción masiva en junio de 2021.

Según Doria, el mundo cuenta actualmente con más de 100 inmunizaciones contra el coronavirus en desarrollo, pero tan solo diez de ellas han alcanzado la fase final de test en humanos.

En la dos etapas preliminares, fueron testados 1.000 individuos en China y, tras presentar resultados prometedores, la vacuna avanzó hacia la última fase, que tendrá lugar en Brasil.

"Los estudios indican que (la vacuna) estará disponible en el primer semestre de 2021, es decir, hasta junio del año próximo, lo que permitirá inmunizar a millones de brasileños", destacó Doria.

Completó que la biofarmacéutica Sinovac Biotech es una de las compañías que "lideran la carrera por una vacuna" en el mundo y que el acuerdo permitirá la transferencia de tecnología entre el laboratorio chino y el Instituto Butantan, considerado una referencia nacional e internacional en el sector de la biomedicina.

"Comprobada la eficacia y la seguridad de la vacuna, el Instituto Butantan tendrá el dominio de la tecnología y la vacuna podrá ser producida en larga escala en Brasil", que será suministrada de forma gratuita en el estatal sistema de salud brasileño, afirmó Doria.

El gobernador igualmente abogó que es necesario "superar las divergencias de Brasil con respecto a China o cualquier otro país y también organismos de cooperación internacional, como la OMS" (Organización Mundial de la Salud), en un recado indirecto al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien suele restar importancia a la gravedad de la pandemia y ha puesto en duda la actuación de la entidad en medio de la crisis sanitaria.

"La politización del virus no ha salvado a ninguna vida, ni en Brasil ni fuera. No ha solucionado a ningún problema, por el contrario, ha acentuado, empeorado y victimado", sostuvo.

Según el más reciente boletín del Ministerio de Salud, Brasil contabiliza hasta el momento 39.680 muertos y casi 780.000 infectados por coronavirus, cifras que le ubican como el segundo país con más casos del mundo y tercero en número de fallecidos.

Pese al acelerado ritmo de propagación de la enfermedad en el país, diversos estados y ciudades, entre ellas Sao Paulo y Río de Janeiro, las dos urbes más golpeadas por la COVID-19, han relajado las medidas de distanciamiento social en las últimas semanas e iniciado su proceso de desescalada.

(c) Agencia EFE