Sao Paulo flexibiliza las restricciones adoptadas para contener la pandemia

Agencia EFE
·3  min de lectura

Sao Paulo, 3 feb (EFE).- El estado brasileño de Sao Paulo, el más poblado del país, anunció este miércoles una flexibilización de las restricciones adoptadas hace casi dos semanas y que contemplaban el cierre durante los fines de semana del comercio y restaurantes.

"Tuvimos felizmente una caída en las hospitalizaciones en todo el estado, tanto en lechos primarios como en los de cuidados intensivos (UCI), lo que nos permite suspender la decisión de cierre de actividades económicas ya en este final de semana en todo el estado", declaró en rueda de prensa el gobernador, Joao Doria.

La reducción del 11 % de la ocupación total de las camas hospitalarias y del 70 % al 67 % en las UCI durante la última semana "nos dan a entender que podemos permitir que las actividades del fin de semana sean retomadas", agregó.

Brasil acumula más de 9,2 millones de casos confirmados y de 226.000 muertes asociadas a la covid-19, números de los cuales el estado de Sao Paulo responde por el 18,4 % y el 23,6 % respectivamente.

Desde el pasado 25 de enero, las actividades no esenciales, que incluían, entre otros, los centros comerciales, bares, restaurantes, salones de belleza, gimnasios y tiendas, tan solo operaban con el 40 % de su capacidad y por un máximo de ocho horas durante el día.

No obstante, estaban obligadas a interrumpir sus operaciones por las noches y los fines de semana.

Las restricciones nocturnas previas, que contemplan el cierre de esas actividades entre las 20.00 horas y las 06.00 horas del día siguiente, se mantendrán hasta nueva disposición por ser medidas previstas en la "fase naranja", a la que entran la mayoría de las ciudades del estado de 46 millones de habitantes.

MÁS DOSIS DE VACUNAS

Doria, además, anunció la llegada para la noche del miércoles al aeropuerto de Viracopos, en la ciudad de Campinas, de 5.400 litros de materia prima procedente de China que permitirá la producción local de 8,6 millones de dosis de la vacuna Coronavac.

La Coronavac, desarrollada por el laboratorio chino Sinovac, será producida nacionalmente por el Instituto Butantan, una de las mayores instituciones científicas del país.

En su anuncio, Doria afirmó que la nueva fábrica del Instituto Butantan en Sao Paulo estará terminada "en tiempo récord de 42 semanas" el próximo 30 de septiembre, con las primeras vacunas "integralmente brasileñas" de Coronovac. Los insumos serán producidos en el país a partir de diciembre, mientras que la "fabricación en masa" comenzará en enero de 2022.

"En total tenemos 17,3 millones de dosis del Instituto Butantan y por eso nueve de cada diez vacunas aplicadas en Brasil son de la Coronavac", resaltó Doria, quien volvió a presionar al Gobierno del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, uno de sus principales rivales políticos por más dosis e insumos para la vacunación, como jeringas.

El gobernador indicó que está en trámite el contrato para la compra por parte del Gobierno federal de otras 54 millones de dosis de Coronavac producidas por el Instituto Butantan, adicionales a las 46 millones iniciales adquiridas por el Ministerio de Salud y que se suman a dos millones importadas de Covishield fabricadas en India.

Brasil, a través del Ministerio de Salud, compró otras 110 millones de dosis de Covishield, producida por el laboratorio AstraZeneca y la Universaidad de Oxford, para ser fabricadas en la estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), en Río de Janeiro.

(c) Agencia EFE