Sao Paulo anuncia nuevas medidas de confinamiento y crece el temor por brote de COVID-19 en Brasil

·2  min de lectura
Trabajadores médicos con equipo de protección personal (EPP) trasladan el cuerpo de una víctima de COVID-19 en el Hospital Nossa Senhora da Conceicao, en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Porto Alegre, Brasil.

SAO PAULO, 3 mar (Reuters) - Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil, anunció el miércoles nuevas medidas para frenar un brote de coronavirus que está creciendo de manera imparable, avivado por una campaña de vacunación deficiente y una nueva variante infecciosa que amenaza con aislar internacionalmente al país.

El anuncio, realizado por el gobernador Joao Doria, seguramente irritará al presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro, quien se ha opuesto a los confinamientos y ha buscado durante mucho tiempo relativizar la gravedad del virus.

Sin embargo, es probable que más estados y ciudades sigan el ejemplo de Sao Paulo, ya que sus sistemas de salud están al límite.

A partir del sábado, los bares y restaurantes de Sao Paulo sólo funcionarán mediante reparto, mientras que los centros comerciales y los negocios no esenciales estarán cerrados, dijo Doria.

Las medidas durarán dos semanas, explicó, y añadió que el estado está recibiendo un nuevo paciente en las unidades de cuidados intensivos cada dos minutos. En la ciudad de Sao Paulo viven unos 12,3 millones de personas, de los 46,3 millones que habitan el estado.

El confinamiento parcial de Sao Paulo, el corazón de la economía local, pone de manifiesto la creciente preocupación por la situación en Brasil.

El país más grande de América Latina enfrenta su periodo más mortífero desde el inicio de la pandemia debido a la nueva variante, denominada P1, a la falta de restricciones generalizadas para frenar el avance del virus y a un despliegue irregular de la vacuna.

Brasil, que ha reportado el mayor número de muertes por coronavirus del mundo detrás de Estados Unidos, está viendo cómo los decesos diarios marcan récords, en momento en que los fallecimientos están disminuyendo en Estados Unidos y partes de Europa.

También crece la preocupación internacional por la variante P1, surgida en la ciudad norteña de Manaos y que ya ha sido identificada en todo el mundo, lo que ha llevado a endurecer las normas para los viajeros brasileños.

(Reporte de Eduardo Simoes. Editado en español por Javier Leira)