Santos considera "inaceptable" decisión de tribunal en Venezuela

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pronuncia un discurso en Cali, el 30 de marzo de 2017 (AFP | Luis Robayo)

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, calificó este viernes de "inaceptable" la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela de asumir las funciones del Parlamento, que consideró una vulneración a la democracia.

"Anular con una decisión arbitraria el Poder Legislativo es inaceptable. Esto claramente destruye el pilar más importante de cualquier democracia, que es la representación popular", dijo el mandatario, durante un acto público en Cartagena (norte).

El mandatario sostuvo que la ofensiva contra la Asamblea Nacional venezolana, de amplia mayoría opositora y que el gobierno de Nicolás Maduro considera en desacato, obliga a "elevar nuestra voz de protesta y nuestra voz de solidaridad con la democracia venezolana, que se ve claramente vulnerada".

"Nos preocupa Venezuela, nos duele Venezuela, es imperativo encontrar una salida pacífica a su crisis", agregó el mandatario durante la clausura del Congreso Nacional de Municipios.

"En cualquier país hay que respetar las leyes", añadió Santos, quien calificó de "muy compleja y difícil" la coyuntura venezolana, por lo que pidió a Naciones Unidas y a la Organización de Estados Americanos (OEA) "abordar esta situación" y plantear "salidas".

Colombia y Venezuela comparten una porosa frontera de más de 2.200 kilómetros, en la que actúan grupos armados ilegales, contrabandistas y narcotraficantes, lo que ha generado reiterados roces diplomáticos.

"Somos el país que más tiene que perder o más tiene que ganar frente al tipo de salida que tenga la crisis venezolana", aseguró el jefe de Estado.

Además, Venezuela fue acompañante en los diálogos de paz desarrollados desde 2012 en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), principal y más antigua guerrilla del país, que llevaron a la firma en noviembre de un histórico acuerdo para superar medio siglo de conflicto armado.

"Nosotros seguiremos actuando con todo el interés, con mucha preocupación, con la debida prudencia, prudencia que no se debe confundir con debilidad ni con complicidad", apuntó.

Colombia anunció la mañana de este viernes que llamó para informes a su embajador en Venezuela, tras la decisión de la máxima instancia judicial del país de tomar las funciones del Legislativo, que fue calificada como un "golpe de Estado" por la oposición venezolana.