Santiago Cafiero se equivocó en un discurso y Alberto Fernández lo corrigió con un “machete”

·3  min de lectura
Alberto Fernández escribe en un papel durante el acto
Alberto Fernández escribe en un papel durante el acto

Santiago Cafiero, en su rol de canciller argentino, encabezó esta mañana junto al presidente Alberto Fernández el lanzamiento de la Mesa de Trabajo Interministerial “Agenda Malvinas 40 años”, en el marco de la conmemoración por el Día de la Soberanía.

En medio del evento, que era transmitido en vivo, se vivió un momento incómodo mientras leía su discurso el titular del Palacio San Martín, quien equivocó la fecha en la cual tuvo lugar la Batalla de la Vuelta de Obligado, y que sirve para conmemorar la fecha de la soberanía argentina.

“Mañana, 20 de noviembre, se va a conmemorar el Día de la Soberanía Nacional; se recuerda la Batalla de la Vuelta de Obligado en 1865″, dijo Cafiero.

Quien primero reaccionó ante el error fue el propio Presidente que, rápidamente, pidió que le acercaran una lapicera y papel para hacerle un “machete” a su exjefe de Gabinete, que seguía su alocución sin haberse percatado del yerro.

Como si se tratase de una clase donde varios alumnos están rindiendo un examen, el manuscrito de Fernández pasó de mano en mano hasta llegar a Cafiero, que estaba parado en un atril leyendo su presentación. Entonces recibió el mensaje, en el que se le explicaba que la batalla en cuestión había ocurrido 20 años antes de los que aseguró.

Con cara de incomodidad y sorpresa, Cafiero interrumpió su mensaje y dijo: “Me pasan machetes acá. ¿1945? ¿1845? 1845 fue la Batalle de Obligado, disculpen, acá el profesor Fernández me hace la acotación”.

A su turno, el propio Fernández continuó con el tema y explicó: “Me reía con Santiago, no quería corregirle ni pasar un machete, pero a veces cuando uno habla en público comete algún error de concepto y ya veo que mañana dicen que cambiamos la fecha de la Vuelta de Obligado”.

En tanto, durante su presentación, el mandatario dijo: “Ser soberanos hoy es no tener que pedirle permiso a nadie para hacer un programa de gobierno, eso tiene que ver con no endeudarnos. Siempre el que se endeuda indefectiblemente termina condicionado. Los acreedores nos condicionan siempre”.

“Cuando tomamos deuda y esa deuda la usamos para pagar a otros que vinieron a hacer sus negocios a la Argentina o para permitirle a otros que se lleven dinero que trajeron para especular, lo que hacemos contrayendo deuda es condicionar nuestro futuro a los acreedores”, agregó.

En ese marco, Fernández sostuvo: “Ser soberanos hoy es recuperar la capacidad de manejar la deuda de modo tal que el pueblo argentino no sufra a la hora de pagarla” y afirmó que “no es tarea fácil y la diplomacia tiene mucho que ver en eso”.

Por otra parte, al recordar la batalla de la Vuelta de Obligado, por la que se conmemora mañana el Día de la Soberanía, el Presidente dijo que esa efeméride “nos enseña que el que vence es el que nunca baja los brazos, y sigue su pelea y su lucha”, sostuvo que “la soberanía hoy es un concepto mutidimensional”.

“Algunos preguntan por qué conmemoramos una batalla en la que no ganamos. Como dije el otro día, a veces ganar no es vencer, vence el que no baja los brazos”, indicó Fernández, al recordar la frase que pronunció esta semana en el acto en Plaza de Mayo por el Día de la Militancia, tras las elecciones legislativas del domingo último.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.