Santa Fe. Marcha para exigir justicia por un femicidio

José E. Bordón
·5  min de lectura

SANTA FE.- A un mes del femicidio de María Florencia Gómez Pouillastrou, de 35 años, exesposa del concejal de San Jorge Lisandro Schiozzi, y ambos militantes del Partido Comunista (PC) en esa ciudad del departamento San Martín, 160 kilómetros al sudoeste de esta capital, se prepara para realizar este jueves una ruidosa manifestación frente a la fiscalía que entiende el caso porque a pesar de las investigaciones en curso hasta hoy no hay ningún detenido, aunque sí sospechosos entre los indagados por el asesinato de la feminista cuando ésta realizaba una habitual caminata en horas de la siesta por calles a las afueras de la ciudad.

Por las redes sociales se realizó una convocatoria "a toda la sociedad civil de la región, a participar de una radio abierta y marcha, este jueves 12 de noviembre, de 9 a 19, frente a la fiscalía de San Jorge. Cerraremos con una marcha que culminará en el mural en la casa donde vivía Flor. Ese mural es para exigir justicia sensibilizando, a través del arte, sobre las violencias de género y su expresión más cruel: el femicidio", se resaltó en Facebook.

En lo que va del año el total de femicidios en la Argentina se elevó a 248, de los cuales 38 se registraron en la provincia de Santa Fe.

HIPOTESIS

Según informes a los tuvo acceso LA NACION la hipótesis más concreta que analizan los investigadores es que el asesino de Florencia, referente de géneros de la Federación Juvenil Comunista en la provincia de Santa Fe, podría haber sido alguien que integró su círculo de amistades, incluso con un vínculo afectivo.

Carolina Walker, abogada de la familia de la joven, dijo estar "preocupada porque el femicida sigue suelto" y lamentó que en el lugar donde ocurrió el hecho no haya cámaras de seguridad. "Dependemos de los resultados de pericias científicas. Lamentablemente, (Santa Fe) es una provincia donde la tecnología no es para nada avanzada. Lo que resta es esperar y que no se deje de investigar absolutamente nada", y solicitó el aporte de aquellos pobladores que hayan estado en las inmediaciones del lugar donde fue hallado el cuerpo sin vida de la mujer.

Para la profesional, "hay hipótesis fuertes e hipótesis secundarias. Pero todo está en proceso investigativo. La hipótesis más fuerte es que sea una persona con quien haya tenido un vínculo previo. Son cuestiones que se deben resguardar y también respetar la intimidad de Florencia", explicó.

"Luego de un mes de transcurrido nos preocupa es que el femicida anda suelto por San Jorge o por la zona. Lo que nos juega en contra es el tiempo que lleva el resultado del ADN, y por eso decimos que los tiempos de la justicia son lentísimos", insistió.

Trascendió que la semana pasada se terminaron de peritar los celulares secuestrados en distintos domicilios.

EL CASO

El lunes 12 de octubre a la tardecita noche, tras varias horas de una búsqueda por parte de su familia y personal policial, María Florencia fue encontrada sin vida a unos mil metros al sudoeste de la planta urbana de San Jorge (continuación de avenida Nottebohm hacia el este), próxima a una planta generadora de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

La mujer había salido, como lo hacía con frecuencia, a caminar. Previamente, al comenzar la tarde, pasó por el domicilio de su exesposo y dejó a su cuidado sus hijos de Frida (5 años) y Camila (2). Según confirmó el fiscal Carlos Zoppegni, la víctima recibió múltiples traumatismos en el rostro y en el cráneo y fue rematada por un golpe, con un objeto contundente en la cabeza.

La causa está encuadrada como violación seguida de muerte mediando violencia de género, y la principal hipótesis es que la víctima sufrió un ataque sexual.

Además, el fiscal confirmó que encontraron el celular de la víctima, a 50 metros del cuerpo (escondido entre ramas y tierra) y al lado estaba la piedra que se habría utilizado para ultimarla.

"Con el GPS del teléfono pudimos determinar que el hecho ocurrió entre las 13:45 y las 14 de ese lunes. Ella ingresó sola a caminar por ese lugar y entendemos que fue sorprendida, porque no pudo defenderse. Por ahora, no descartamos a nadie como sospechoso. Por el momento, tenemos varias pistas y líneas de investigación. Aún no tenemos elementos para detener a un presunto autor pero si sospechas", aclaró el fiscal.

"No descartamos que el ataque pudiera haber sido cometido por una persona que estaba investigada por algún delito vinculado a la violencia de género, en causas que María Florencia colaboraba por su militancia y compromiso", subrayó Zoppegni, quien ahora trabaja en la causa junto al fiscal del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de esta capital, Omar De Pedro.

RECUERDOS DE FAMILIA

El concejal Schiozzi, exesposo de María Florencia, la recordó como "una militante revolucionaria y feminista cuyo crecimiento fue a través de la causa del movimiento de mujeres", en la que tenía una "responsabilidad importante" a nivel provincial.

"Los proyectos que teníamos trazados eran para avanzar en función de eso, de un plan de acción en conjunto y en unidad con todos los sectores feministas que acompañan esta lucha y le ponen el cuerpo todos los días, por eso más allá de toda la emotividad que tiene esto para nosotros, lo que pretendemos es que esta lucha siga y presionemos y les sirva a las compañeras para seguir organizándose", agregó días atrás.

El Partido Comunista describió a su compañera -fundadora del movimiento feminista de San Jorge llamado "Las Chuecas"- como "una aguerrida activista feminista, furiosa abolicionista" que "luchaba día a día contra las opresiones que imponen el patriarcado y el capitalismo en todas sus formas; en pos de un mundo mejor donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres".

José E. Bordón