Santa Fe. Se incendió un polvorín de la fábrica de armas Fray Luis Beltrán

Germán de los Santos
·2  min de lectura

ROSARIO.- Un incendio que provocó la destrucción casi total de uno de los depósitos de explosivos se desató en uno de los polvorines de la fábrica de armas Fray Luis Beltrán, a 20 kilómetros al norte de Rosario. El fuego comenzó poco después del mediodía sin que aún pudiesen establecerse la causa del siniestro que no provocó heridos.

Las llamas cubrieron el polvorín Nº1 del predio, que se encuentra sobre el río Paraná. Bomberos Zapadores de San Lorenzo y Voluntarios de Fray Luis Beltrán se movilizaron este mediodía, luego de que el incendio comenzara a ser apagado por personal de Fabricaciones Militares. En esa planta se fabrican municiones, chalecos y armas.

Miguel Cancino, supervisor de Bomberos Zapadores de San Lorenzo, aseguró que "se comprobó el incendio de uno de los polvorines de Fabricaciones Militares. Cuando llegamos estaba trabajando la brigada interna de la Fabricaciones Militares y el fuego se logró reducir".

"Cuando se desató el incendio el fuego se trasladó hacia arriba, hacia la parte del techo, como está previsto en este tipo de edificaciones", explicó el jefe de Bomberos, quien agregó que "por cómo estaban colocado en el interior del polvorín los explosivos deflagraron y no explotaron. Se prendió fuego el techo, que quedó totalmente inutilizado. Las llamas alcanzaron la vegetación de las montañas de tierra que rodeaban el polvorín".

Brujas verdes: Messi, Escobar Gaviria y "verdelandia", los logos detrás de un cargamento de 5080 kilos de marihuana

Cancino indicó que "las pericias para determinar cómo se originó el incendio van a estar en manos del fuero federal".

En octubre de 2014 se produjo una explosión que provocó serias heridas a cinco operarios de la planta de Fray Luis Beltrán. En este caso no se produjo una detonación, sino que se incendió un polvorín y las llamas lograron ser neutralizadas, según el jefe de Bomberos Zapadores de San Lorenzo.

El 30 de diciembre de 2014, en el Batallón 603, que es lindero a Fabricaciones Militares, el coronel Raúl Edgardo Sánchez denunció el faltante de 19.000 municiones calibre 9 mm. Sánchez detectó esa irregularidad tras la revisión del arsenal tras hacerse cargó del Batallón 603. El ministro de Defensa Agustín Rossi anunció el cierre de esa unidad en febrero de 2015.

En 2018 la Cámara Federal de Rosario confirmó el procesamiento contra cinco oficiales y suboficiales que se desempañaban en el Batallón de Arsenales 603.

En la Ciudad. Disminuyeron un 49% las denuncias de robo en los primeros nueve meses del año

En la investigación se detectó que el faltante de municiones 9 milímetros existía desde julio de 2014, pero los responsables del arsenal nunca lo informaron. En el fallo, se advierte que en la auditoría dos militares declararon que "desde julio y agosto 2014 ya faltaban" las municiones. Uno de los suboficiales que se desempeñaba en el arsenal "fue obligado" por un superior a firmar un acta declarando que la inspección se desarrolló "sin novedad".