Santa Fe: hay 30 obras públicas paralizadas por el retraso en los pagos y la provincia responsabiliza a la gestión nacional

Gabriel Katopodis, Alberto Fernández y Omar Perotti, en Santa Fe, en el anuncio de una obra hídrica que está ahora con problemas de financiamiento
Gabriel Katopodis, Alberto Fernández y Omar Perotti, en Santa Fe, en el anuncio de una obra hídrica que está ahora con problemas de financiamiento - Créditos: @Presidencia

ROSARIO.-Trabajadores de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) realizaron hoy en Rosario una ruidosa protesta frente al obrador de una planta potabilizadora que se encuentra al norte de esta ciudad. Los obreros reclamaron la reincorporación de 50 operarios que habían sido despedidos por una empresa contratista que realiza obras hídricas. Detrás del reclamo apareció otro problema: el atraso de entre seis y ocho meses en los pagos que debe realizar el gobierno nacional para financiar más de 30 obras que actualmente se encuentran paralizadas en Santa Fe, según admitió la ministra de Infraestructura de la provincia, Silvina Frana.

Sixto Irrazábal, secretario adjunto de la Uocra Rosario, afirmó que “las obras están paralizadas porque las empresas no tienen fondos para pagar los sueldos y están reduciendo la actividad al mínimo”. “Hay un problema entre Nación y provincia, pero lo que sea complica a los trabajadores. Varias obras importantes tienen problemas”, apuntó el dirigente gremial en el ingreso de la planta de Aguas Santafesinas (Assa), donde el gremio montó un piquete con quema de cubiertas.

Alberto Fernández inicia una nueva gira en medio de la tensión interna por su candidatura

El problema de fondo apunta, según fuentes de las empresas, que el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enhosa) acumula atraso en los pagos de 6 a 10 certificados de obras. Incluso, hay obras terminadas que están impagas. Empresarios del sector calculan que el 80% de los proyectos financiados por el Enhosa están casi paralizadas por el atraso en el envío de fondos a la provincia, que es la que efectiviza los desembolsos.

El temor de los dirigentes de la Uocra es que se sumen más despidos en las obras que están paralizadas. “Nuestra preocupación es que se dé una ola de despidos en cadena”, admitió Irrazábal, quien dijo que hay otras obras paralizadas, como las del Saladillo, en el sur de Rosario.

Hasta la crisis política que desató la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía, el Enohsa venía pagando sin mayores problemas, relatan los contratistas. Pero a partir de julio, y producto también de cambios en la gestión financiera del propio organismo, los pagos de los certificados empezaron a llegar en cuenta gotas. Y en el último bimestre, directamente se cancelaron los pagos.

La ministra de Infraestructura de Santa Fe, Silvina Frana, confirmó los retrasos en los pagos y se mostró preocupada por la situación. “La provincia de Santa Fe viene reclamando para que el Enhosa se ponga al día con los pagos. Y así lo seguiremos haciendo. Estamos ahora evaluando distintas alternativas para que el gobernador Omar Perotti, cuando vuelva de su viaje a Estados Unidos, disponga qué camino seguir”, adelantó la funcionaria en diálogo con Radio 2.

La ministra de Infraestructura de Santa Fe aclaró que será el Enhosa quien deberá hacer frente a los pagos de intereses por las demoras en abonar los certificados. “Hay voluntad del Enhosa en solucionar el problema. Vemos que hay obras que se están poniendo al día y sabemos de su compromiso, pero claramente hay un problema que solucionar cuanto antes. Hay que hacer todo los posible para que las obras no se paren”, completó la ministra.

En junio pasado, el presidente Alberto Fernández y el gobernador Omar Perotti dieron inicio a las obras de ampliación de la Planta Potabilizadora de Santa Fe y de Granadero Baigorria, la que ahora está en conflicto, que permitirán que 1.317.799 personas accedan al servicio de agua potable en la provincia. Esas obras realizadas a través del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) tienen un presupuesto de $7.211 millones.