Ahora los sanitarios tienen más riesgo de contagiarse de COVID en casa que en el trabajo

·3  min de lectura
Un nuevo estudio desvela que el riesgo de contagio para sanitarios es mayor en casa que en su centro de salud
Un nuevo estudio desvela que el riesgo de contagio para sanitarios es mayor en casa que en su centro de salud

Los primeros momentos de la pandemia desatada por el virus SARS-CoV-2 destacaron por la falta de material protector en la mayoría de hospitales y centros de salud de todo el mundo. Los conocidos EPI, equipos de protección individual específicos para personal sanitario, las mascarillas quirúrgicas homologadas e incluso los guantes de nitrilo eran casi imposibles de encontrar. Aun así, por encima de todas aquellas dificultades se esforzaron al máximo para capear el temporal, demostrando su gran profesionalidad a pesar de terminar convertidos en uno de los grupos sociales con más riesgo de contagio.

Afortunadamente, el tiempo y la constante labor de investigación científica ha permitido conocer con más detalle a nuestro adversario, desvelar buena parte de sus métodos de transmisión o incluso desarrollar diferentes vacunas que ahora evitan muertes y hospitalizaciones. La escasez es asunto del pasado y las numerosas medidas tanto de distancia como de higiene, han logrado hacer de nuestros centros de salud lugares mucho más seguros y protegidos. De hecho, hemos avanzado tanto en este aspecto que un estudio publicado hace solo unos días, sugiere que en estos momentos “los trabajadores de la salud tienen más probabilidades de contraer COVID-19 en casa”.

El trabajo viene firmado por un equipo de investigadores de diferentes instituciones y universidades de Israel y se ha publicado en acceso abierto en JAMA Network Open. El país cuenta con una de las más exitosas campañas de vacunación, incluyendo a miles de trabajadores del campo de la salud que ahora cuentan con material, conocimiento, protección y vacunas para hacer frente al coronavirus.

El trabajo consistió en encuestar a todos los empleados del Centro Médico Hadassah en marzo, antes de que la variante delta apareciera en la escena. En aquel momento, 5.312 empleados del centro médico habían recibido ambas dosis de la vacuna Pfizer, mientras que 690 no. Los datos apuntan a que los contagios ahora son más probables en el ámbito familiar, ya que “no usan equipo de protección allí y porque las posibilidades de infectarse con alguien cercano son mayores en el hogar porque es un entorno tan cerrado donde las personas están muy cerca”.

Pero no se confundan, no son malas noticias, de hecho son datos lógicos y esperanzadores. En un principio los centros de salud, ambulatorios y hospitales tuvieron una actuación importante en la transmisión del virus, un papel que aún necesita de investigación para dilucidar errores y fallas. Pero en la actualidad y gracias al seguimiento de manera rigurosa y extendida de las pautas necesarias para evitar contagios se ha logrado que el riesgo de contagio descienda notablemente, trasladando ese riesgo a lugares y ambientes más distendidos, como en casa, donde el trabajador tiende a relajar las medidas de seguridad. “La exposición en el hogar suele ser más prolongada y cercana que la exposición más breve y casual en el trabajo y no incluye mascarilla o distanciamiento, lo que se traduce en un mayor riesgo de contagio”, concluyen en el estudio.

El artículo publicado además conlleva una consecuencia adicional y los autores recomiendan firmemente poner en cuarentena a cualquier miembro del personal, incluso si está vacunado con la pauta completa, si ha tenido “exposición significativa en el hogar con miembros que den positivo por SARS-CoV-2”. Como conclusión final el estudio nos sirve para comprobar (nuevamente) que las vacunas están reduciendo significativamente la violencia del virus ya que de los más de 5000 sanitarios que participaron en la encuesta solo uno necesitó hospitalización y no se registró ni una sola muerte a causa de la COVID-19.

Más artículos y noticias interesantes sobre COVID en Yahoo:

Referencias científicas y más información:

Oster, Yonatan, et al. «Association Between Exposure Characteristics and the Risk for COVID-19 Infection Among Health Care Workers With and Without BNT162b2 Vaccination». JAMA Network Open, septiembre de 2021, DOI:10.1001/jamanetworkopen.2021.25394.

Bob Yirka “Survey shows healthcare workers more likely to get COVID-19 at home” Medical Xpress

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.