Con sangrientos enfrentamientos fronterizos, vuelve a subir la tensión entre Kirguistán y Tayikistán

·4  min de lectura
AFP - VYACHESLAV OSELEDKO

Este sábado se reportaron nuevos enfrentamientos militares en la frontera que comparten las ex repúblicas soviéticas de Kirguistán y Tayikistán, con un saldo inicial de al menos 24 civiles y militares y muertos y múltiples heridos. Las partes, que protagonizan estos enfrentamientos armados hace años, acababan de acordar un alto al fuego en la frontera luego de choques la semana anterior. La ONU y la Unión Europea llamaron a buscar un acuerdo duradero.

Este sábado 17 de septiembre, las autoridades de Kirguistán y Tayikistán se acusaron mutuamente de nuevos enfrentamientos con múltiples víctimas mortales y heridos en la frontera que comparten ambas naciones ex-soviéticas, pese a que apenas el día anterior los jefes de los comités de seguridad de Kirguistán de los dos países celebraban un alto al fuego acordado luego de que otros choques dejaran decenas de heridos la semana anterior.

No pasaron 24 horas después del acuerdo cuando ya las partes estaban de nuevo en una escalada de violencia fronteriza. "En violación de los acuerdos alcanzados previamente, la parte tayika comenzó a disparar con morteros contra la localidad de Paski Arik de la región de Bakten a partir de las 8.50 horas", dijo el Servicio fronterizo kirguís mediante un comunicado en Telegram. Y precisó que habría 24 muertos, más de 100 heridos y que previamente más de 130.000 personas fueron evacuadas para evitar un daño mayor.

Por su parte, el Ministerio del Interior de Tayikistán aseguró que los ataques por parte de los militares de Kirguistán causaron “víctimas entre los civiles”, sin dar ninguna cifra ni mayor información.

Los enfrentamientos en la frontera son recurrentes y han aumentado últimamente

Tras la disolución de la Unión Soviética y la creación de nuevos Estados, Tayikistán y Kirguistán han tenido relaciones tensas, sin embargo, durante los últimos años se ha visto un crecimiento en la violencia, principalmente por el control y la distribución de recursos hídricos.

De igual manera, de los 980 kilómetros de frontera que comparten las dos naciones, solo unos 600 kilómetros de territorio han logrado ser demarcados.

Para abril de 2021, funcionarios tayikos intentaron instalar cámaras de seguridad en la frontera para controlar el suministro del agua, a lo que la población civil respondió con violencia. Posteriormente, las fuerzas militares de los dos países intervinieron, creando un conflicto mayor.

Como saldo del incidente, se registraron 43 personas fallecidas, más de 250 heridas y el aumento de la tensión militar entre los dos países, los cuales mantienen enfrentamientos constantes

El miércoles pasado, se informó sobre otra serie de enfrentamientos, en la cual resultaron heridas al menos 11 personas, incluyendo civiles, aunque luego se lograron acuerdos entre las dos partes.

Los intentos por evitar la violencia

Previo a los enfrentamientos de este sábado, las autoridades de ambas repúblicas acordaron un cese al fuego. "Los jefes de los Comités de Seguridad de Kirguistán y Tayikistán, Kamchibek Tashaev y Saimumin Yatimov, respectivamente, pactaron un cese de hostilidades", dice un comunicado difundido por la parte tayika.

Según el portal Asia Plus, el encuentro fue realizado en Ravad, un puesto fronterizo tayiko-kirguiz y a la reunión también asistieron representantes de los Ministerios de Interior y dirigentes de las provincias fronterizas de ambos países, añadió el portal.

Por su parte, los dirigentes de ambos países se reunieron este viernes en el marco de la cumbre de los miembros de la Organización de la Cooperación de Shanghái (OCS), que tiene lugar en Uzbekistán.

Allí los líderes sostuvieron diálogos para intentar buscar una solución aunque no dieron mayor información sobre el encuentro.

Occidente también se ha pronunciado

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió a los líderes de los dos países que adelanten una negociación para lograr establecer un alto al fuego duradero y una solución sostenible en la frontera.

"Naciones Unidas está lista para asistir en la identificación de una solución sostenible a las disputas fronterizas si se lo piden las partes", dijo el secretario general mediante un comunicado.

Por su parte, la UE se pronunció y pidió que "no escatimen esfuerzos" para alcanzar una solución a sus diferencias "lo antes posible".

"Hacemos un llamamiento a ambas partes para garantizar la implementación efectiva del alto el fuego y no escatimar esfuerzos para reducir las tensiones y alcanzar una solución sostenible a las diferencias existentes lo antes posible", expresó Peter Stano, portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior.

La UE también informó que entabló contacto diplomático con las autoridades de los dos países para contribuir al apaciguamiento de la situación, según informó el alto representante para Asuntos Exteriores y de Política de Seguridad, Josep Borrell.

Con EFE y medios locales