Con sangre y fuego Cártel Jalisco aumenta presencia en el país

CIUDAD DE MÉXICO, junio 27 (EL UNIVERSAL).- Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) conquista y disputa territorios a organizaciones criminales rivales a lo largo del país, desde Baja California hasta Quintana Roo. Actualmente se le puede considerar como el grupo delictivo con mayor presencia en México; autoridades lo señalan como el responsable de algunas de las matanzas más grandes registradas en los últimos años.

En 2013, el CJNG rompió su alianza con el Cártel de Sinaloa, al que desplazó de Jalisco hasta convertirse en el grupo delictivo hegemónico en ese estado, además de Colima y Nayarit.

El 1 de mayo de 2015, este cártel derribó en el municipio de Villa Purificación, en Jalisco, un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana, en el que viajaba un grupo de élite que debía atrapar al líder del organismo delictivo, Nemesio Osegera Cervantes "El Mencho".

Frontera norte. En su reporte anual 2019, la Administración para el control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) reportó no sólo la presencia del CJNG en Baja California, sino que lo considera como uno de los dos grupos criminales que controla el corredor de droga Tijuana-San Diego.

En Baja California Sur opera desde 2017, año que fue considerado el más violento, con cerca de 800 homicidios dolosos, resultado de la pugnas entre el CJNG y el de Sinaloa. Actualmente, fuentes de seguridad indican que opera principalmente en Los Cabos.

La guerra en Michoacán. En esta entidad, el Cártel Jalisco Nueva Generación se empoderó cuando en 2014 los grupos de autodefensas acabaron con Los Caballeros Templarios.

"El Mencho" diseminó sus células por diferentes municipios de Michoacán, en especial la Tierra Caliente, Sierra y Sierra-Costa; sin embargo, se ha topado con Los Viagra y Érik Valencia "El 85", ante quienes ha perdido territorio.

Sur y sureste. En Veracruz, tras una férrea pelea contra Los Zetas, el CJNG logró el dominio del crimen organizado en la entidad, principalmente el centro y sur, donde han hecho sentir su presencia con sangre.

Se le atribuyen dos matanzas que conmocionaron al país el año pasado: la de Minanitlán, donde asesinaron a 13 personas en una fiesta, entre ellas un bebé, y la de Coatzacoalcos, donde murieron 26 pobladores en un bar.

En Morelos, operan a través de células distribuidas en la zona centro, norte y oriente del estado.

En diciembre de 2019, con un video difundido en redes sociales y en el que se ve a hombres con armas largas, anunciaron su arribo a Guerrero. Días después, en otro video, se observó una caravana de unas 50 camionetas entrando a Coyuca de Catalán, en la región de la Tierra Caliente.

Desde entonces y hasta marzo pasado se han registrado enfrentamientos entre La Familia Michoacana y el CJNG, que han dejado decenas de asesinatos, desapariciones y desplazamientos.

Su presencia en Quintana Roo, particularmente en el corredor Cancún-Playa del Carmen, se ha visto reflejada en el incremento de la violencia. El pasado 2 de marzo fueron capturados 10 presuntos integrantes de este cártel en Cancún, en posesión de armas y drogas.