"'Sandro' irradiaba alegría y felicidad"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- Sandro, como era conocido Alessandro, el adolescente de 14 años hallado dentro de una maleta hace tres días en calles de la colonia Guerrero, era un chico que "irradiaba alegría y felicidad" para sus compañeros en el equipo de tercera división en el cual era el guardameta, comentó Walter, su entrenador.

El viernes pasado debutó en el equipo de tercera división en la Liga Nacional MX. Su pasión por el futbol y habilidad era tanta, que a sus 14 años estaba en las filas de una categoría para jóvenes de 20 que aspiran a un lugar en un club profesional.

“"Era una lindura de niño que irradiaba alegría y felicidad, era la alegría del equipo, noble, solidario, bondadoso, había compañeros que a veces no tenían la posibilidad de traer su hidratación, al final de los entrenamientos se les pide que traigan leche y fruta, y él traía para sus compañeros, siempre fue solidario", dijo Walter, quien el jueves, junto con el equipo FC Tlatelolco, protestaron pacíficamente sobre la avenida Eduardo Molina.

El próximo martes, el joven tenía convocatoria a la Selección sub 15 donde participaría como arquero, precisó el entrenador, quien destacó que Sandro tenía mucho futuro en el futbol. El día de su desaparición Alessandro jugó y se despidió de sus compañeros, quienes volvieron a saber de él hasta que fue reconocido como la víctima hallada en una maleta.

Las indagatorias apuntan a que el adolescente conocía a sus captores, residentes de la misma colonia 20 de Noviembre. Fuentes de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) refirieron que Alessandro pudo haber conocido a las personas que lo levantaron, pues de acuerdo con las imágenes de las cámaras de la Ciudad que fueron agregadas al expediente CI-FIEDH/2/UI-1C/D /00299/11-2020, nunca se observa que el menor pidiera ayuda o se resistiera a subir a la motocicleta que circuló hasta perderse en calles del primer cuadro de la capital. La fiscalía informó que catearon tres domicilios, dos de ellos en la colonia Guerrero y uno más en Santa María La Ribera, en la alcaldía Cuauhtémoc, donde mantuvieron secuestrado a Alessandro y luego lo asesinaron.