Sandra Echeverría y la amistad con Meghan Markle que la ayudó en sus momentos más duros en Hollywood

·10  min de lectura
Sandra Echeverría durante una conferencia de prensa en febrero de 2020 en Ciudad de México. (Foto: Medios y Media/Getty Images).
Sandra Echeverría durante una conferencia de prensa en febrero de 2020 en Ciudad de México. (Foto: Medios y Media/Getty Images).

Hollywood es considerada la meca del cine, posiblemente es el lugar al que llegan millones de actrices y actores con la esperanza de algún día convertirse en la próxima estrella como lo fueron Elizabeth Taylor o Marlon Brando. Pero el afamado barrio de la industria cinematográfica también está cimentado en sueños rotos y deseos incumplidos de otros millones que no logran ni una sola oportunidad. En ambos casos, la mexicana Sandra Echeverría tiene sus propias experiencias, desde tratar de encajar en los estereotipos añejamente impuestos hasta trabajar con uno de los ganadores del Oscar.

Echeverría ha forjado su carrera artística desde los 9 años, primero en un grupo infantil con el que grabó dos discos, pero no fue hasta después de cumplir la mayoría de edad cuando incursionó como actriz en la telenovela 'Súbete a mi moto' al lado de Bárbara Mori y Mark Tacher para TV Azteca. La televisora mexicana apostó por la joven para integrarla en la producción mexicano-estadounidense 'Marina' de Argos Comunicación para Telemundo, oportunidad que le abrió las puertas de llegar a la audiencia latina en Estados Unidos.

Fue entonces que decidió probar suerte, como otros millones más, en Hollywood, y durante ese proceso, conoció el lado aterrador y eterno de las audiciones, donde también logró formar una amistad que la apoyó y, sin saberlo en ese momento, luego se convertiría en una de las mujeres más influyentes del mundo, Meghan Markle.

"Tuve unos managers (en Estados Unidos) que me mandaron a una audición de ABC donde audicionaron como cinco mil personas y entre ellos nos quedamos 18, y entre los 18 se queda mi amiga Meghan Markle, la 'duchess', y nos volvimos muy amigas, se volvió una gran amiga para mí porque era superprotectora, me veía que yo no era estadounidense y me ayudaba de repente con el acento, sabía que yo no era de allá, me daba tips, me mandaba a su doctora, fue realmente como un gran apoyo, como una gran guía", recordó la también cantante en el programa 'Confesiones' con Aurora Valle.

Sandra Echeverría en la gala de los premios ALMA en Santa Monica en el 2011.  (Photo by Gregg DeGuire/FilmMagic)
Sandra Echeverría en la gala de los premios ALMA en Santa Monica en el 2011. (Photo by Gregg DeGuire/FilmMagic)

De esa audición, Meghan logró quedarse en la serie 'Suits' (2011), y Sandra siguió buscando más oportunidades. Pero para entonces, ambas habían descubierto lo difícil que sería encajar en la industria debido a que ninguna representaba, según algunos, al grupo étnico del que son originarias.

"Ella es de una madre afroamericana y era difícil ponerla en alguna categoría, no pasaba como afroamericana pero tampoco como latina, porque parece latina pero al mismo tiempo no hablaba español perfecto -habla un poco español porque estudió en Argentina pero tenía como un acentillo raro-, entonces sí era difícil como ponerla en un lugar y se tardó como nueve, diez años en conseguir el proyecto de 'Suits'. Las dos sufríamos mucho porque eran audiciones tras audiciones tras audiciones; ella me ayudaba a mí, yo la ayudaba a ella y no me quedaba y ella tampoco se quedaba. Hollywood es así, es muy duro, dicen que más de cinco millones de actores se mudan al año para audicionar, entonces nada más para conseguir una audición, un equipo, una agencia, un 'management', es bien, bien, complicado", dijo Echeverría.

Meghan Markle como Rachel Zane en la serie 'Suits'. (Foto: Frank Ockenfels/USA/NBCU Photo Bank/NBCUniversal vía Getty Images).
Meghan Markle como Rachel Zane en la serie 'Suits'. (Foto: Frank Ockenfels/USA/NBCU Photo Bank/NBCUniversal vía Getty Images).

La falta de oportunidades en una industria alimentada por los estereotipos

Durante la última década, la industria del espectáculo en general ha vivido constantes críticas ante la falta de igualdad, inclusión y representación de papeles frente y detrás de las cámaras, con significativas mejoras. Pero a inicios de la década de 2010, cuando Meghan y Sandra coincidieron, las oportunidades seguían siendo pocas.

"Te estereotipan mucho, allá todo es estereotipado, yo era la latina, pero no me podían ubicar como la latina que está cruzando la frontera, o la inmigrante, que no me podían ubicar, me decían 'es que tienes que verte como más fachosa, más pobre' y yo les decía 'es que no todos... oye, hay todo tipo de latinos, por qué tenemos que ser solamente así, quieres que me despeine, pues va, me despeino'. El otro día me decía Javier Poza 'pero a ver, sí aceptan acentos, ve a Salma Hayek y Sofía Vergara', le digo 'son dos, de millones y millones ¡y millones! de actrices que audicionamos", le contó a la periodista.

Aunque Echeverría reconoció el camino abierto por ambas actrices, también fue crítica al señalar que incluso debió trabajar para no convertirse en una réplica de ellas y otras.

"(A Sofía Vergara) ya es difícil que le ofrezcan otras cosas porque ya la tienen estereotipada en ese personaje de la latina 'bombshell' con este acento fuertísimo; para mí era tratar de quitar el acento lo más posible para que me pudieran ver en diferentes cosas, entonces de repente era 'policía' y yo 'híjole, es que la policía estadounidense sí tiene que tener un acento muy estadounidense', pero yo intentaba y no, 'nos encantas pero no eres como Eva Longoria'. Y Eva Longoria habla perfectamente inglés ¡porque ella nació allá y yo no!, yo apenas llegué hace un ratito. Terminando el showcase de ABC nos ofrecieron un contrato de exclusividad para audicionar solo en proyectos de ABC y a la mera hora no me dieron nada porque tenía acento, sí era muy frustrante", lamentó la actriz.

El regreso a las telenovelas y una gran sorpresa

Para 2011, Echeverría vuelve a los foros con 'La fuerza del destino', una telenovela producida por Rosy Ocampo para Televisa, sin haber conseguido aún el éxito en Hollywood... hasta que la llamó su equipo de trabajo en Estados Unidos con una gran noticia.

"Un fin de semana me piden un 'tape' para una película de Oliver Stone, yo en domingo grabando, aparte es una flojera grabarte para una audición, te tardas horas porque aparte es grabar tu réplica porque no tienes quién te hable, entonces es grabarte contigo misma, me tardé horas y finalmente mandé las escenas y como siempre llegué el lunes a grabar ('La fuerza del destino'), de repente se te olvida porque has mandado tantas que ya es como 'whatever', no va a pasar nada, y de repente me hablan mis managers 'Sandra, queremos todos hablar contigo, te quedaste en 'Salvajes' y vas a ser la hija de Salma Hayek' y fue un 'shock' para mí, lo peor de todo es que me quería conocer Oliver Stone ¡y yo estaba grabando! (en México)", le contó la famosa a Valle.

Las actrices mexicanas Salma Hayek y Sandra Echeverría en el fiesta de estreno de la película 'Savages' ('Salvajes') en Westwood, California en junio de 2012. (Foto: Jeff Kravitz/FilmMagic).
Las actrices mexicanas Salma Hayek y Sandra Echeverría en el fiesta de estreno de la película 'Savages' ('Salvajes') en Westwood, California en junio de 2012. (Foto: Jeff Kravitz/FilmMagic).

Para lograr el permiso de viajar repentinamente a Los Ángeles, Echeverría le dijo a la productora Rosy Ocampo que tenía que resolver un asunto relacionado con sus impuestos en Estados Unidos. Conseguido el permiso, presentarse con el galardonado de la Academia volvería a recordarle que quizá no encajaba en la visión del director. "Ahí voy yo a Los Ángeles directo a la oficina de Oliver Stone, llego y veo todos sus premios, sus Oscars y digo 'no puedo creer que esté aquí' y sale, me ve y me dice 'pensé que eras más alta' y yo me quedo así de '¿eso está mal o está bien?'".

Sin saber aún si era la elegida, Stone ordenó que le enviaran el guion y otros materiales para prepararse, mientras seguía el proceso de preproducción. "Regreso a México, sigo grabando 'La fuerza del destino' y un par de días después me llaman para darme la noticia de que me quedé y fue un 'shock' para mí, tampoco quise contar nada porque dije hasta que no sea una realidad".

El director estadounidense Oliver Stone y los actores mexicanos Demian Bichir, Diego Cataño, Sandra Echeverría y Joaquín Cossío previo al estreno de su película 'Savages' ('Salvajes') en Ciudad de México en julio de 2012. (Foto: Ronaldo Schemidt/AFP/GettyImages).
El director estadounidense Oliver Stone y los actores mexicanos Demian Bichir, Diego Cataño, Sandra Echeverría y Joaquín Cossío previo al estreno de su película 'Savages' ('Salvajes') en Ciudad de México en julio de 2012. (Foto: Ronaldo Schemidt/AFP/GettyImages).

En 'Savages', Echeverría interpretó a "Magda", la hija de "Elena Sánchez" (Salma Hayek), la cabeza de un cartel mexicano. "Magda" era el único punto débil de la implacable "madrina" de la mafia. La convivencia entre ellas, dijo la joven actriz, fue maravillosa. "Salma fue una reina, la amo, no sabes cómo me trató, me cuidó, me invitaba a su camper, platicamos de todo".

El 'bullying' que sufrió rodando 'Savages'

Sin embargo, el rodaje no fue del todo cordial a causa de los protagonistas masculinos, Taylor Kitsch y Aaron Taylor-Johnson, "unos patanes", a los que acusó de 'bullying' a principios de julio pasado.

"Tuve una escena, yo estoy secuestrada, me secuestran estos chavos, estaba en una jeep donde estoy con las manos y los pies amarrados, no tengo manos para agarrarme de nada en la cajuela y ellos están adelante. Entonces estos para molestar entre tomas deciden agarrar la camioneta, darle vueltas para que yo estuviera pegándome por todos lados, no tenía con qué agarrarme, me pegaba en el hombro, me caí de un lado, me pegaba en el otro, y les parecía chistosísimo que estuviera volando y me estuviera lastimando", recordó nuevamente en 'Confesiones'.

Cuestionada sobre por qué contar ese lamentable episodio 10 años después, la protagonista de 'La usurpadora' dijo que después de ver recientemente un póster de los actores le hizo recordar la anécdota. "(Pensé) 'guau, tan exitosos y si la gente supiera cómo tratan a sus compañeros de trabajo', no sé si fue porque era mujer, latina, me pareció un acto completamente misógino pero eso no se le hace a nadie".

En su momento, tampoco quiso hablar del maltrato recibido por no arruinar su primera gran oportunidad en una cinta hollywoodense. "Yo nada más me aguantaba. Mi papá justo me había ido a visitar ese día a Valencia, California, donde filmamos y me veía desde lejos y yo no podía hacer nada. Me bajé de la camioneta toda adolorida de los golpes que me había dado por estos dos, par de imbéciles y me dijo mi papá '¡vamos a decirles algo, no puede ser que nadie haya dicho nada', entonces le dije 'pá, tranquilo, es mi primera película acá, estoy con Oliver Stone, estos dos imbéciles vamos a olvidarlos y ya, no pasa nada, ya pasó', obviamente ni quería hablar con ellos".

Fue hasta el estreno cuando Sandra volvió a encontrarse con el par, pero solo Aaron Taylor-Johnson reconoció su error y se disculpó. "Vino a decirme 'I'm so sorry, de verdad me siento muy mal porque nos portamos súper mal contigo'. Le dije 'no te preocupes, está bien', 'no, no, de verdad me he sentido muy mal', 'sí, está bien, gracias'. Taylor (Kitsch), nada, ni una disculpa, un patán total. Me encontré a Aaron en un restaurante años después y de repente me ve y como que se puso 'oye, cómo estás, otra vez perdón...', por lo menos él se sintió mal".

Una década después, Sandra Echeverría recuerda lo vivido para evitarle algún tipo de sufrimiento a sus compañeros de trabajo. "Lo que yo digo es ok, me pidió perdón pero igual no entiendo cómo un ser humano puede tratar así a alguien y cómo le puede dar risa tratar mal a alguien. Cuando yo veo a alguien nuevo lo que hago es acercarme y ofrecerles mi ayuda, ahora con Abril (Vergara) en 'María Félix' fue 'amor, en que te ayudo, qué necesitas...', '¿qué me pongo para la premiere?', 'te mando referencias', lo que yo pueda ayudar. Jamás, jamás, trataría de lastimar a ella y absolutamente a nadie y menos físicamente".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Lujo, sorpresas y una dosis de terror para Belinda en pleno día de su cumpleaños