Sandinistas celebran 13 años con el Gobierno de Ortega en Nicaragua

Agencia EFE

Managua, 11 ene (EFE).- Cientos de personas afines al oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) celebraron este sábado los 13 años consecutivos de Daniel Ortega como presidente de Nicaragua.

Ataviados con la bandera rojinegra, y con música de hace 40 años, los sandinistas marcharon por algunas de las principales calles de Managua, con el lema "Caminata por la paz, cantos de vida y esperanza, adelante pueblo presidente, 2020, patria, paz y porvenir".

Ortega cumplió 13 años en el poder el viernes, pero fue celebrado por los sandinistas este sábado.

Durante la caminata, que se desarrolló sin contratiempos, los sandinistas bailaron, y gritaron frases de agradecimientos a Ortega, a la vez que dejaban claro su rencor hacia la oposición.

Los sandinistas también portaron carteles con la frase "Ya dejen de joder", que a fines de 2019 pronunció públicamente la vicepresidenta Rosario Murillo, para que cesaran las protesta contra su esposo, el presidente Ortega.

Semanas antes del reclamo de Murillo, un jefe de la Policía había obligado a una familia disidente, bajo golpes y amenazas, a decir en un video que se comprometía a "dejar de joder a los militantes sandinistas".

Los simpatizantes del FSLN, también llamados "orteguistas", mostraron su alegría porque Ortega se mantiene en el poder a pesar del aparente rechazo generalizado de la población nicaragüense, desde el levantamiento popular en su contra, en abril de 2018.

Dicho levantamiento, denominado "insurrección cívica" por los opositores y "golpe de Estado fallido" por el Gobierno, produjo una crisis que ha dejado cientos de muertos, presos o desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio.

La Comisión Interamericana de Justicia (CIDH) y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por la violencia que ha dejado al menos 328 muertos, mientras que organismos locales suman hasta 651, y Ortega admite 200.

En Nicaragua, el Gobierno prohíbe expresar rechazo hacia Ortega y su familia, alzar la bandera del país o entonar el himno nacional, a pesar de que la medida contradice la Constitución.

Nicaragua no vivía una crisis similar desde la década de 1990, que corresponde a la primera época de Ortega como presidente del país centroamericano.

(c) Agencia EFE