Las sanciones de Occidente: para la élite rusa, un nuevo mapa de destinos con Dubai como faro

·6  min de lectura
High angle view of Downtown Dubai, the Dubai Fountain pool, the Address Downtown Dubai and the Downtown

Vista de ángulo alto del centro de Dubai, la piscina de la fuente de Dubai, la direccion del centro de Dubái y el centro

Shutterstock
Una vista aérea del downtown de Dubai, uno de los destinos predilectos de los millonarios rusos Vista de ángulo alto del centro de Dubai, la piscina de la fuente de Dubai, la direccion del centro de Dubái y el centro - Créditos: @Massimo Borchi/Atlantide Phototr

NUEVA YORK.– En ruso, le dicen “Dubaisk”. La invasión a Ucrania empujó a decenas de miles de rusos a abandonar su país, ante la amenaza de un cierre de fronteras, las sanciones internacionales, y el encarcelamiento de opositores a la guerra que libra el Kremlin.

Periodistas, activistas y trabajadores del sector tecnológico levantaron vuelo y se instalaron en Armenia, Georgia y Turquía, países relativamente baratos y cercanos que no exigían visa a los ciudadanos rusos. Y en la Unión Europea (UE), países como Alemania y Letonia recibieron a miles de rusos que dejaron su país por temor a la persecución.

Pero otro segmento de rusos –entre ellos, los grandes empresarios y las celebridades– optó por Dubai, la principal ciudad del Golfo Pérsico, y la convirtieron en su destino de elección.

Un avión de Emirates se dispone a aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Dubai, en Emiratos Árabes Unidos. (AP Foto/Jon Gambrell, archivo)
Un avión de Emirates se dispone a aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Dubai, en Emiratos Árabes Unidos. (AP Foto/Jon Gambrell, archivo)


Un avión de Emirates se dispone a aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Dubai, en Emiratos Árabes Unidos. (AP Foto/Jon Gambrell, archivo)

Antes de la invasión, solo el 3% de los vuelos privados que salían de Rusia tenían como destino los Emiratos Árabes Unidos, según el análisis de miles de registros de la empresa de seguimiento de tráfico aéreo RadarBox.com. Pero esa cifra se duplicó al 6% en las primeras semanas de la invasión, y al 14% durante mayo.

Esos registros son la evidencia palmaria de que las sanciones de Occidente por la guerra en Ucrania tuvieron éxito en modificar drásticamente la vida y los hábitos de la élite rusa. Los datos reflejan no solo los vuelos de los jets privados sino también de los aviones que se alquilan a las empresas comerciales, aunque el patrón de esos viajes sugiere que se trata mayormente de aviones particulares.

Antes de la invasión del 24 de febrero, y a pesar de que las relaciones entre Rusia y Occidente ya estaban en temperaturas bajo cero, Gran Bretaña, Francia y Suiza seguían siendo un lujoso patio de recreo y en santuario para los superricos de Rusia. Pero ahora que el espacio espacial europeo está cerrado a los aviones privados rusos y que los países europeos han congelado los activos de los oligarcas rusos, aquellos días gloriosos de irse de compras a Ginebra durante el fin de semana parecen haberse terminado.

Por el contrario, del análisis del actual patrón de esos vuelos surge un nuevo mapa de destino de los millonarios rusos. Y en ese mapa se destacan Kazajistán y Turquía, países que no se sumaron a las sanciones contra Rusia y que dieron hogar a los empresarios rusos que abandonaron su país. En Azerbaiyán, exrepública soviética que sigue manteniendo estrechos vínculos tanto con Rusia como con Ucrania, también se vio un fuerte aumento del tráfico de aviones particulares rusos.

Pero ningún país experimentó un salto tan marcado en los arribos de millonarios rusos como los Emiratos Árabes Unidos, donde ese centro turístico y financiero que es Dubai se convirtió en el polo principal que conecta a Moscú con el lujo y las oportunidades de negocios que le sigue ofreciendo el resto del mundo.

Aluvión

“Muchos no tienen alternativa”, dice Daria Poligaeva, periodista rusa que se mudó a Dubai hace varios años y ahora es testigo de un aluvión de sus compatriotas. “Es uno de los pocos lugares a los que pueden transferir sus empresas, donde hay mercado y pueden desarrollar sus negocios, y donde además tienen un mercado corporativo internacional”, señala.

Un segmento de rusos –entre ellos, los grandes empresarios y las celebridades– optó por Dubai, la principal ciudad del Golfo Pérsico, y la convirtieron en su destino de elección
Un segmento de rusos –entre ellos, los grandes empresarios y las celebridades– optó por Dubai, la principal ciudad del Golfo Pérsico, y la convirtieron en su destino de elección - Créditos: @Shutterstock


Un segmento de rusos –entre ellos, los grandes empresarios y las celebridades– optó por Dubai, la principal ciudad del Golfo Pérsico, y la convirtieron en su destino de elección (Shutterstock /)

Multinacionales como Goldman Sachs o Google, por ejemplo, relocalizaron a sus empleados radicados en Moscú a Dubai poco después de la invasión. Y uno de los empresarios gastronómicos más conocidos de Rusia está trabajando en un nuevo proyecto en Dubai. Además, una empresa de bienestar personal radicada en Dabai acaba de abrir el primer “bania” –o sauna ruso– de la ciudad, justo para la llegada del verano pérsico con sus 44°C…

“Para Dubai tuvimos que introducirle algunas modificaciones”, dice Dominique Laird, CEO de la empresa, y agrega que alrededor del 90% de los clientes del sauna son de origen ruso. “Estamos en Dubai, así que nada de vodka adentro del sauna, y definitivamente no pueden estar desnudos”.

Un desfile de celebridades rusas desembarcó en Dubai durante mayo, cuando Rusia tiene una semana de vacaciones. Y la presencia más llamativa fue la de Dimitri Kiselyov, presentador de un emblemático programa de la televisión estatal, en el que suelen amenazar regularmente a Occidente con la aniquilación nuclear. Kiselyov fue fotografiado en Dubai con traje de baño rosa y una bebida fría.

La marina de Dubai. Europa Press/Contacto/Mikel Bilbao Gorostiaga
La marina de Dubai. Europa Press/Contacto/Mikel Bilbao Gorostiaga


La marina de Dubai. Europa Press/Contacto/Mikel Bilbao Gorostiaga

El análisis de los datos de vuelos revela que los aviones privados de los rusos seguían llegando masivamente a Europa incluso en las semanas previas a la invasión de Ucrania, cuando las tensiones entre Moscú y Occidente ya eran insostenibles. En las primeras tres semanas de febrero, los destinos más populares de los millonarios rusos fueron Francia, Suiza, Gran Bretaña y Alemania.

Después de la invasión, los jets privados continuaron saliendo de Rusia, pero ya hacia fines de abril casi ninguno tenía como destino Europa. En cambio, y además de Emiratos Árabes Unidos, también aumentaron los vuelos a Turquía, que ofrece un refugio seguro para los yates y aviones de los oligarcas rusos. Y Kazajistán, el país más grande de Asia Central, se convirtió en otro polo de atracción para los negocios rusos. Allí es donde la gigantesca consultora estadounidense McKinsey reubicó a cientos de empleados de su oficina de Moscú cuando abandonó el mercado ruso hace un par de meses, y Kazajistán también ha sido el tercer destino más popular de los aviones privados que despegaron de Rusia después de la invasión.

A pesar de las sanciones internacionales y el cierre del espacio aéreo, el análisis de los datos de tráfico aéreo revela que algunos de los oligarcas rusos de más alto perfil siguieron volando por todo el mundo incluso después de la invasión.

Pero Dubai se ha convertido en un punto focal de esos viajes, y algunos magnates de los negocios dejan estacionados allí sus aviones: los datos sugieren que en los Emiratos Árabes Unidos hay más de 70 aviones particulares rusos estacionados o que recién regresaron a Rusia tras haber permanecido allí durante semanas.

Un avión propiedad de Roman Abramovich, oligarca y expropietario del club inglés de fútbol Chelsea, voló a Dubai pocos días después de la entrada en vigor las sanciones occidentales contra individuos rusos.

En junio, las autoridades de Estados Unidos obtuvieron una orden judicial para incautar dos de los aviones del Abramovich, incluido el lujoso modelo Dreamliner. En su presentación ante la justicia norteamericana, los funcionarios argumentaron que el 4 de marzo, cuando voló hacia Rusia, el avión del millonario había violado las sanciones estadounidenses.

Pablo Robles, Anton Troianovski y Agnes Chang

The New York Times

Traducción de Jaime Arrambide

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.