Sanciones para Mali mientras el yihadismo y golpes de estado azotan la región

·3  min de lectura

Accra, 9 ene (EFE).- La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) calificó hoy de “inaceptable” el rechazo de la junta militar que lidera Mali a organizar unas elecciones el próximo 27 de febrero e impuso nuevas y duras sanciones contra las autoridades malienses.

El retraso de las elecciones "significa que un gobierno militar de transición ilegítimo tomará como rehén al pueblo de Mali", destacó un comunicado de la CEDEAO después de mantener este domingo una cumbre extraordinaria en Accra.

Entre las nuevas sanciones destacan la congelación de las cuentas de los miembros de la junta militar maliense en los bancos regionales, la retirada de sus embajadores en Bamako y la suspensión casi total del comercio con Mali, con la excepción de algunos productos básicos.

Asimismo, la CEDEAO también anunció hoy la creación de una fuerza regional “que deberá estar lista para cualquier eventualidad” debido “al impacto potencialmente desestabilizador de esta transición en Mali y en la región”.

Las autoridades malienses habían pedido esta semana una prórroga de hasta cinco años para celebrar las próximas elecciones y restablecer el orden constitucional, solicitud que los miembros de la CEDEAO y su negociador, el expresidente nigeriano Goodluck Jonathan, rechazaron.

Para defender esa demanda, el presidente transitorio de Mali, el coronel Assimi Goita, alegó el pasado diciembre que su país aún necesitaba una reforma profunda a nivel institucional y de seguridad.

“Desde 2012, Mali está inmerso en una crisis pluridimensional que ha deteriorado la seguridad y ha provocado el colapso del Estado, el mal funcionamiento de las instituciones y la erosión de la cohesión social”, indicó Goita, responsable de dos golpes de Estado en los últimos dos años.

En agosto de 2020, la inseguridad -muchos combatientes yihadistas afiliados a Al Qaeda o al Estado Islámico habían aprovechado la debilidad del Estado maliense para avanzar por el Sahel- empujó un grupo de soldados dirigido por Goita a derrocar al presidente de Mali, Boubacar Keitta.

Si bien Goita prometió renunciar al poder tras la conclusión de un Gobierno de transición, una escalada de tensiones entre la clase política y la junta militar hicieron añicos al Ejecutivo y en mayo de 2021 anunció la destitución de su presidente, Bah Ndaw, y el primer ministro, Moctar Oane.

Entonces, el presidente francés, Emmanuel Macron, reaccionó de inmediato, identificando la decisión de Goita como “un golpe de Estado dentro de un golpe de Estado”, y añadió que ese movimiento era “inaceptable”.

Francia, así como otros países de la Unión Europea -los ejércitos de España y Alemania, entre otros, han enviado a soldados a suelo maliense-, tienen intereses estratégicos en Mali, una de las piedras angulares para la estabilización de la región del Sahel e impedir el avance del yihadismo.

Pero el interés de la CEDEAO para imponer sanciones a la junta militar maliense va más allá de la lucha contra el terrorismo.

El escenario de inseguridad que impulsó el primer golpe de Estado de Goita no es exclusivo de Mali, sino que se repite en otros países de la región, como en el norte de Nigeria, la mayor economía de África, y en algunas regiones de Burkina Faso, Chad, Níger y Camerún.

En esos lugares, la incapacidad de los Estados para frenar a los grupos radicales -que en ocasiones cuentan con buen armamento, canales de financiación robustos y han fortificado sus posiciones en territorios cada vez más amplios- se ha topado con el descontento y el miedo de la población.

Con las sanciones anunciadas este domingo, la CEDEAO pretende mandar un mensaje claro a las fuerzas armadas del oeste de África, región sacudida en 2021 por cuatro golpes de Estado -Malí, Níger, Chad y Guinea-.

Mientras que Francia comparte con la CEDEAO la opinión de que Mali debe celebrar unos comicios en febrero, países como China, Rusia, Argelia y Marruecos apoyaron la postura de la junta militar maliense.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.