Sanciones de EEUU y Europa a Venezuela han tenido efectos devastadores: relatora ONU

·2  min de lectura
UN Special Rapporteur on Negative Impact of Unilateral Coercive Measures on Human Rights, Alena Douhan, removes her protective mask before a news conference in Caracas

CARACAS, 12 feb (Reuters) - Las sanciones aplicadas por Estados Unidos y la Unión Europea a Venezuela han tenido un "efecto devastador" sobre la nación OPEP, dijo el viernes una alta funcionaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU), aunque señaló que el declive económico del país comenzó antes de la imposición de las restricciones.

Al cierre de una visita de 12 días que concluyó el viernes, la Relatora Especial sobre el negativo impacto de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos, Alena Douhan, dijo en un informe preliminar que debían levantarse las sanciones y descongelarse los fondos venezolanos en el extranjero.

La visita de Douhan es la primera de un relator especial de la ONU al país, aunque desde septiembre del 2019 el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, acordaron la llegada de otros nueve, que todavía no han sido autorizadas.

"La declinación de la economía comenzó en el 2014 con la caída de los precios del petróleo. Entre otros factores que han afectado a la economía de Venezuela se menciona la mala gestión, corrupción y controles" económicos, dijo Douhan al presentar su reporte inicial en una rueda de prensa.

Pero "las sanciones unilaterales impuestas en mayor medida por los Estados Unidos y la Unión Europea y otros países han exacerbado las calamidades" de la nación sudamericana, agregó.

Consultada sobre el tema de denuncias de corrupción, Douhan dijo que no podía hacer mayores comentarios porque tal asunto no era parte de su mandato.

En 2015 Estados Unidos sancionó a algunos altos funcionarios del gobierno venezolano y desde 2017 se han incrementado las medidas contra la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y otros entes oficiales como una forma de presionar la salida del cargo de Maduro. También en 2017 la Unión Europea aprobó sanciones.

El oficialismo venezolano dice que la crisis económica así como la migración de 5 millones de venezolanos, que escapan de la hiperinflación y la carestía de servicios públicos, obedece a las sanciones que le impiden comprar medicinas y alimentos, lo que niega Washington recordando que son rubros exceptuados de las sanciones.

La oposición liderada por Juan Guaidó dijo que lamentaba que Douhan "se preste para la propaganda y narrativa que excusa al régimen de su responsabilidad en la emergencia humanitaria y la violación de DDHH en el país".

"Lamentamos las imprecisiones de la relatora y la falta de mención a temas como (...) violencia política y uso del hambre como herramienta de control social y político", escribió en Twitter Miguel Pizarro, representante en Naciones Unidas de Guaidó, quien desde 2019 es reconocido por decenas de países como el líder legítimo del país por considerar la reelección de Maduro en 2018 como un fraude.

(Reporte de Vivian Sequera. Edición de Brian Ellsworth y Mayela Armas.)