Sanamente

·3  min de lectura
Sanamente

Sin pensamientos negativos

Duerme tranquilo

Aleja los fantasmas y logra descansar a profundidad

Víctor Jiménez*

EL GRÁFICO

Una de las principales causas por las que no podemos conciliar el sueño son los pensamientos recurrentes, negativos y rumiaciones mentales. Sucede al despertar a medianoche o cuando nos vamos a la cama y nos disponemos a dormir.

Es difícil dejar de pensar en ellos, pero hay formas de manejarlos para que dejen de ser un impedimento para dormir o descansar. A continuación te doy algunas ideas para lidiar mejor con esos pensamientos negativos que aparecen de noche.

Espero que estas ideas te ayuden a tener un mejor descanso.

Decide si los pensamientos son útiles. Pregúntate si lo que estás pensando te es de utilidad. Es probable que la respuesta sea "no", pues estás en un momento en el que has decidido descansar tu cuerpo y tu mente. Es importante que te concentres en la utilidad, más que en lo positivo, negativo, bueno o malo de los pensamientos. Si decides que no son útiles, te será más fácil dejarlos pasar.

Responde de una manera diferente. Si cuando aparecen esos pensamientos respondes con un juicio, queja o rechazo estarás provocando que los pensamientos se fortalezcan. Al responder con ideas como: "Maldita sea, otra vez no puedo dejar de pensar en eso" u "Odio estos pensamientos, ¿por qué tienen que aparecer precisamente ahora?", sólo les estás dando toda tu atención. Una respuesta alternativa es pensar con neutralidad, sin fastidio, con aceptación: "Mi mente está produciendo estos pensamientos nuevamente". Al hacer esto, te separas de la actividad de tu mente, describes lo que está pasando con ecuanimidad. A veces valdrá la pena recordarte por qué podrían estar surgiendo estos pensamientos, por ejemplo, "Claro, he estado muy estresado, es normal que mi mente siga trabajando a mil por hora".

Conéctate con tu cuerpo. Lleva toda la atención a lo que sucede del cuello hacia abajo. Al conectarte con tu cuerpo cambias el foco de atención y lo llevas a las sensaciones corporales. Algunas de las sensaciones a las que puedes recurrir son: la entrada y salida del aire en tus fosas nasales, los latidos de tu corazón, los movimientos de tu pecho al respirar, tus pies, tus manos. También puedes acariciar tu piel, hacerte "piojito" en la cabeza, recorrer tus labios con las yemas de los dedos.

Escribe lo que estás pensando. Si tus pensamientos son preocupaciones o pendientes, decide cuándo vas a resolver esas situaciones. Además, antes de dormir, puedes dedicar unos minutos a escribir lo que piensas. Esta es una forma de depositar en el papel lo que tu mente produce. Llegará el momento en que sea suficiente y puedas conciliar el sueño. Asegúrate de escribir lo que experimentas: "Me siento muy tensa", "Tengo muchas emociones" o "No he procesado en el cuerpo el dolor o la ira que siento".

AUDIO LIBRO

Dormir mejor por la noche

Autor: Lorena Orlando

Editorial: Mentes Libres

Sinopsis: Dormir mejor por la noche te ayudará a reducir el estrés, mejorar tu memoria y mejorar su estado de ánimo, además de todos los beneficios para la salud física. Descubre cómo lograrlo en este audiolibro.

*Psicoterapeuta

facebook.com/VictorJimenezMx

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.