San Martín y Bolívar suben a las tablas para abrir sus corazones ante Lima

Lima, 2 jun (EFE).- Quizás fue una mujer -o dos- la razón por la que el libertador José de San Martín dejó el Perú en manos de Simón Bolívar en 1822 y no solo el agotamiento y descrédito que sufrió después de la guerra. Eso es lo que desliza "Guayaquil, una historia de amor", la obra de teatro que se adentra en uno de los misterios de la época.

"En mi caso, de Bolívar me llama mucho la atención su ambición, estaba hambriento de poder", pero también "los celos que tiene acerca de sus mujeres, en este caso de Manuelita (Sáenz)", su amante en esos años, comentó a Efe el actor peruano Alonso Cano, que interpreta al caraqueño en la obra que se estrena este jueves en Lima.

"En el caso de Manuela, a mí me encanta que es una mujer brava", que comparte el ideal de independizar a América, y "se enamora de Simón y lo acompaña hasta el final", anotó por su parte la actriz Cindy Díaz, que le da vida en el escenario.

ENCUENTRO SIN TESTIGOS

Acostumbrados a escuchar de los libertadores como guerreros visionarios, con grandes ambiciones políticas, tanto el general argentino José de San Martín como Bolívar, tenían otras facetas y motivos personales que los podían haber impulsado a sucederse en el gobierno de Perú, tras la independencia de 1821.

Esta es la premisa que barajó el dramaturgo argentino Mario Diament al escribir "Guayaquil, una historia de amor" que recrea, en tono de ficción, el célebre encuentro que mantuvieron San Martín y Bolívar en la ciudad ecuatoriana y que marcó la posterior renuncia del libertador argentino al gobierno de Perú en 1822.

Sobre "esta entrevista de Guayaquil, que es el encuentro entre San Martín y Bolívar, no se sabe nada porque en realidad ellos estuvieron solos hablando, todo son especulaciones", contó a Efe el director de la obra, Javier Valdés.

AMORES Y PODER

"Lo que nos plantea Mario (Diament) es que el gran problema entre San Martín y Bolívar fue un tema de faldas, un tema de amor por Manuela y por Rosa (Campusano, pareja de San Martín), ahí es donde empieza a recrear ese momento y lo que hubiera podido ser este encuentro", explicó Valdés.

El aparente duelo entre los libertadores se dispara, en la obra, al conocer que sus respectivas parejas lo fueron también de cada uno de ellos y que conocen todos sus secretos y pensamientos.

"Eran dos mujeres que estaban casadas, una se hace amante de Bolívar, la otra de San Martín, pero que gracias a eso también influyen en los propios libertadores, tienen una cierta influencia, (...) Son precursoras del movimiento feminista, desde mi punto de vista”, expresó el director de la obra.

Esta pieza de teatro fue estrenada en Lima en octubre de 2021, el año del bicentenario de la independencia de Perú, con tanto éxito que su productora Butaca Film la repone este año para una segunda temporada.

La obra estará sobre el escenario durante un mes, hasta el próximo 3 de julio en el teatro Mario Vargas Llosa.

HÉROES DEL BICENTENARIO

El elenco, que completan Omar García, Andrea Luna y Giovanni Arce, entre otros, está formado por los mismos actores que representaron a los libertadores y a otros personajes de la independencia de Perú en la serie de televisión El Último Bastión, disponible en Netflix.

"Javier (Valdés) pensó en nosotros para continuar estos personajes y lo interesante es que aquí está la humanidad completa del personaje: así se molesta, así muestra celos, los reclamos, las peleas de pareja, los entretelones", subrayó Díaz sobre el ingrediente humano de los libertadores y sus compañeras en esta pieza.

Para Cano, la renuncia que hizo San Martín, en la realidad, "fue un trato inteligente" porque sabía que "estaba acabado en su mandato en Perú", y, por otro lado, Bolívar "se salió con la suya" al recibir ese encargo.

Sin embargo, transcurridos 200 años de ese grito de independencia, "seguimos igual, no logramos entender, ni comprender, ni aprender absolutamente nada. La cosa sigue igual como en aquella época, es impresionante", expresó el director.

Mónica Martínez

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.