San Juan Ixhuatepec es una bomba de tiempo: diputado

TLALNEPANTLA, Méx., noviembre 20 (EL UNIVERSAL).- A 38 años de las explosiones de gas en San Juan Ixhuatepec que provocaron la muerte de más de 500 personas y de más de 2 mil heridos, la zona es una "bomba de tiempo" no solo porque en el último semestre se han registrado fugas de sustancias químicas peligrosas, sino porque además no existen protocolos de actuación para que en caso de alguna emergencia los vecinos puedan salvar su vida y las de su familia, advirtió el presidente de la Comisión de Asuntos Metropolitanos del Congreso del Estado de México, Max Correa Hernández.

Para el diputado local morenista existe negligencia de los gobiernos estatal y del municipal de Tlalnepantla porque no aplican la nueva Ley de Bomberos, que tiene que ver con la instalación de un sistema de Alertas Tempranas.

Además, de que la situación empeora si se suma la construcción de la autopista urbana, la cual dificulta la evacuación de los vecinos, en caso de alguna eventualidad, así como el arribo de los cuerpos de emergencia en caso de presentarse una contingencia. El congresista mexiquense adelantó que propondrá un exhorto para que la Legislatura llame al gobierno encabezado por Alfredo del Mazo Maza para que dé cumplimiento con la Ley de Bomberos, y responsabiliza de cualquier pérdida de vidas humanos en caso de un siniestro.

En reuniones con funcionarios del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred ), le señalaron que por el número de ductos que cruzan por Tlalnepantla, particularmente en San Juan Ixhuatepec, "esta zona es una verdadera bomba de tiempo".

"Ante este panorama, se debe pensar en la reubicación de las empresas, porque el crecimiento urbano desordenado, propiciado por los gobiernos municipales del PRI y PAN, permitieron los asentamientos humanos dentro del Polígono de Seguridad de San Juan Ixhuatepec", afirmó.

Ofreció su solidaridad a las familias de San Juan Ixhuatepec que en 1984 perdieron a seres queridos, pero la mejor manera de ser solidarios es una actuación responsable por parte de las autoridades.

"De nuestra parte, en la Legislatura modificamos el Código Administrativo para que las industrias tengan un sistema de alertamiento, que desde mi punto de vista no se ha cumplido en Tlalnepantla", comentó el legislador mexiquense.

Ayer se cumplieron 38 años de las trágicas explosiones en San Juanico que enlutaron a muchas familias de esa comunidad tlalnepantlense.

Luego del incendio de las lumbreras del Río de los Remedios, ocurrido el jueves pasado en el límite de Ecatepec y Neza, las autoridades ambientales deben hacer una investigación de quiénes están haciendo descargas de sustancias peligrosas en el afluente de aguas negras.

"No solo por las explosiones y los incendios que pueden provocar, también por los daños de salud que generar a la gente que las inhalan", dijo.