San Fernando: una mujer mató a su exmarido mientras su hijo dormía, huyó de la casa para hablar con una amiga y tres horas después se entregó a la Policía

Una mujer mató a su marido y se entregó a la policía
Una mujer mató a su marido y se entregó a la policía - Créditos: @Policía Federal

Una mujer mató a su marido de una puñalada en su casa de Virreyes, partido de San Fernando, fue a una carnicería a hablar con una amiga y tres horas después se entregó a la Policía en la Comisaría 2da. de la Mujer de la zona. Fue su hijo quien llamó al 911 al encontrar a su padre tendido en la cama y ensangrentado.

El hecho ocurrió el martes por la madrugada en un domicilio de la calle Pasteur al 2800. Héctor López, quien tenía un restaurante y era chef, y uno de sus dos hijos mellizos habían parado el lunes a la noche en la casa de Rosa Quiñonez, madre del joven de 19 años y exesposa de López, de quien se había separado hacía poco.

Padre e hijo habían decidido cenar juntos con Rosa para al día siguiente ir a sacar la cédula azul así el joven podría usar el auto de Héctor. Tras una cena donde no habría habido discusiones, de acuerdo a lo que el hijo más tarde declaró, se fueron ido a dormir.

Pero de pronto el joven se despertó tras escuchar un golpe, fue a la habitación en la que debían estar sus padres y y encontró solo a Héctor ensangrentado, muerto en la cama. Junto a él había un cuchillo.

Entonces llamó al 911 y denunció lo que había visto y avisó también que su madre no se encontraba más en el domicilio.

Según se pudo reconstruir a partir por dichos de vecinos consultados por LN+, tras el hecho la mujer se dirigió hasta una carnicería de la zona donde trabaja una amiga suya, luego (tres horas más tarde) fue hasta la comisaría de la Mujer y recién en ese momento se entregó. Se presentó ante las autoridades con una remera con manchas de sangre. Hoy debía declarar, pero se negó, mientras los hijos y la familia de Héctor velaban sus restos.

La investigación del caso avanza mientras se intenta determinar si la mujer sufría violencia de género o si hubo alguna discusión previa o premeditación.